No voy a pelearme con el Banxico; respeto su independencia, afirma AMLO
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

No voy a pelearme con el Banxico; respeto su independencia, afirma AMLO

COMPARTIR

···

No voy a pelearme con el Banxico; respeto su independencia, afirma AMLO

El presidente consideró que serán los mexicanos quienes juzguen y reiteró su respeto a la autonomía y opiniones del Banco Central.

Redacción
22/08/2019
Actualización 22/08/2019 - 9:33
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que no va a pelearse con el Banco de México (Banxico) y reiteró que es respetuoso de la postura que pueda tener.

Al ser cuestionado sobre el señalamiento que hizo el Banco Central sobre los factores externos e internos que afectan a la economía, el mandatario federal indicó que no se enganchará en una pelea con la institución.

"Que sean los mexicanos los que juzguen. Yo soy respetuoso de lo que diga el Banco de México y de la independencia del Banxico. No voy a pelearme con los funcionarios del Banco de México, no me voy a enganchar en un pleito", afirmó.

El 15 de agosto, el Banco Central recortó la tasa de interés por primera vez en más de cinco años. El referencial se encontraba en 8.25 por ciento y tuvo una baja en 25 puntos base.

En un comunicado, la entidad subrayó el estancamiento de la economía nacional y llamó al Gobierno a atender el deterioro en la calificación crediticia soberana y de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Un día después, López Obrador señaló que el Banxico en su texto se involucra en asuntos que corresponden al Gobierno.

"Ayer vi el informe del Banco de México y hasta opinan más de la cuenta, hasta se quieren meter en el manejo de la política económica que nos corresponde a nosotros, hasta recomendaciones de otro tipo", dijo en el momento.

El miércoles, el gobernador del Instituto Central, Alejandro Díaz de León, apuntó que los menores precios internacionales de los energéticos, derivados de una mayor desaceleración global, son un factor importante que contribuirá a que la inflación baje en las próximas quincenas.