Moody's cambia de 'estable' a 'negativo' panorama para calificación de México, que se mantiene en 'A3'
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Moody's cambia de 'estable' a 'negativo' panorama para calificación de México, que se mantiene en 'A3'

COMPARTIR

···

Moody's cambia de 'estable' a 'negativo' panorama para calificación de México, que se mantiene en 'A3'

La agencia explicó que conserva la calificación sin modificaciones por la alta fortaleza fiscal de la economía mexicana; sin embargo, criticó la falta de articulación y ejecución clara de políticas.

Redacción
05/06/2019
Actualización 06/06/2019 - 4:50
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Moody’s modificó este miércoles la perspectiva de la calificación de la deuda soberana de México a 'negativo' desde 'estable', pero dejó la calificación en 'A3', citando un debilitamiento de la confianza de los inversionistas y de las perspectivas económicas, así como riesgos en las finanzas públicas por la política energética y el papel de Pemex.

La agencia informó, mediante un comunicado, que mantener la calificación 'A3' es una medida para equilibrar la economía diversificada, su alta fortaleza fiscal y baja susceptibilidad a riesgo de evento, frente a los desafíos que representan las tasas de crecimiento débiles.

Señaló que la prudencia en la formulación de políticas macroeconómicas de México ha permitido enfrentar situaciones como la caída en los precios del petróleo.

“Primero, políticas que ahora son menos predecibles están afectando negativamente la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas de mediano plazo. Segundo, menor crecimiento económico, aunado a cambios en la política energética y al papel que juega Pemex, introducen riesgos para la perspectiva fiscal de mediano plazo, a pesar del compromiso del gobierno con mantener una política fiscal prudente en el corto plazo”, indicó la agencia.

Detalló que la calificación 'A3/Aaa.mx' también está respaldada por una banca sana y una estructura de ingresos del gobierno mejorada que ha reducido su dependencia de los ingresos del petróleo, como resultado del aumento constante de impuestos.

Sin embargo, Moody’s criticó la falta de articulación y ejecución clara de políticas, lo cual está erosionando la credibilidad del programa económico y la confianza de los inversionistas, generando un impacto negativo en las perspectivas económicas de México.

En el comunicado, la firma destacó que una evidencia de que el crecimiento económico a mediano plazo está en declive son los déficits fiscales que hacen que la trayectoria de deuda aumente.

La acción política o la inacción podría llevar a Moody’s a concluir que estos riesgos se concretarán, afirmó.

Puede pasar un periodo de hasta 18 meses para evaluar las consecuencias crediticias de la incertidumbre y las tensiones inherentes a la política del gobierno.

Sobre Pemex, comentó que el apoyo recurrente del gobierno para cubrir las necesidades de financiamiento de la petrolera podría tener un impacto fiscal anual de hasta 2 por ciento del PIB durante los próximos cinco años, por lo que el Gobierno podría enfrentar dificultades crecientes en los próximos años para lograr su objetivo de mantener una postura fiscal conservadora.

A la par, Fitch bajó la nota a 'BBB' desde 'BBB+', y colocó al país en perspectiva 'estable'.

Alonso Cervera, director gerente de investigación de mercados emergentes para Credit Suisse, señaló que si bien la acción de Moody’s estaba en sus pronósticos, esperaba que Fitch tardara más tiempo en realizar el recorte.

“La decisión de Moody’s estuvo en línea con mis expectativas, mas no la de Fitch, pues pensaba que iban a esperar más tiempo antes de bajar la calificación”, señaló el economista.

Carlos González, director de análisis y estrategia de Monex, reveló que la acción de ambas calificadoras le sorprendió, pues esperaba que los anuncios se dieran después de que Pemex presentara su plan de negocios y que con base en el programa justificaran sus acciones de calificación.

“Sobre el tema de los aranceles sí creo que se puede resolver en las próximas semanas y que el tipo de cambio puede absorber ese choque, pero al parecer las calificadoras lo están mirando como parte de un deterioro mucho más importante, pero definitivamente es una mala noticia”, reconoció González en entrevista.

El Financiero consultó a la Secretaría de Hacienda sobre el tema, que mencionó que "hasta ahora no tenemos ningún posicionamiento sobre el tema".

Con información de Jassiel Valdelamar y Zenyazen Flores