Moody's advierte alza en morosidad por deterioro en economía familiar
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Moody's advierte alza en morosidad por deterioro en economía familiar

COMPARTIR

···
menu-trigger

Moody's advierte alza en morosidad por deterioro en economía familiar

bulletLa calificadora dice que la economía de los hogares se ha debilitado, lo que impacta en la capacidad de éstos para cumplir con sus obligaciones.

Jeanette Leyva
19/02/2018
Citibanamex y BBVA Bancomer probablemente se verán más afectados por la disminución de la confianza del consumidor.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La disminución en la confianza de los consumidores en México tendrá un efecto negativo en los bancos mexicanos, ya que el debilitamiento que ha registrado sugiere un deterioro de la situación económica de los hogares lo que impactará en los niveles de morosidad, advirtió Moody’s.

De acuerdo con un reporte de la calificadora, el deterioro de la confianza está relacionada con el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), el incremento de la inflación, el aumento de la tasa de interés de referencia y la incertidumbre sobre las elecciones presidenciales.

Dichos factores pueden tener un impacto negativo sobre el crecimiento económico y afectar la capacidad de pago de los acreditados, especialmente en la población de los segmentos de ingresos más bajos y medios.

Según el reporte, entre los bancos más grandes, Citibanamex y BBVA Bancomer probablemente se verán más afectados por la disminución de la confianza del consumidor, ante la concentración que tienen en la cartera al consumo. En el primer caso estos créditos representan 30 por ciento de su cartera total y 25 por ciento en el caso de Citibanamex.

También están expuestas otras instituciones, como Banco Azteca, BanCoppel, y Banco Ahorro Famsa, que son bancos centrados en acreditados de bajos ingresos.

La cartera al consumo de la banca reportó una tasa de morosidad de 4.51 por ciento en diciembre pasado, lo que implicó un crecimiento desde el 4.22 por ciento que se registró al cierre de 2016. La tasa más elevada corresponde a Banco Famsa, con un 15.61 por ciento.