Monitoreo laboral de EU en T-MEC es inofensivo y no aceptaremos 'inspectores disfrazados': Seade
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Monitoreo laboral de EU en T-MEC es inofensivo y no aceptaremos 'inspectores disfrazados': Seade

COMPARTIR

···
menu-trigger

Monitoreo laboral de EU en T-MEC es inofensivo y no aceptaremos 'inspectores disfrazados': Seade

bulletEl subsecretario para América del Norte destacó que este mecanismo interno de monitoreo que propone EU es 90 por ciento interno e inofensivo, pero debió haberse advertido ya que expresa desconfianza.

Redacción
15/12/2019
Actualización 16/12/2019 - 4:50
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Jesús Seade, subsecretario de América del Norte, de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), señaló este domingo a través de su cuenta de Twitter que, en materia laboral, el Tratado comercial entre México, EU y Canadá (T-MEC) establece un mecanismo de monitoreo que es inofensivo y en el que no se admitirán 'inspectores disfrazados'.

Seade explicó que se contempla nombrar a 5 agregados diplomáticos laborales en México, cuya función no está clara.

“… pero que México JAMAS aceptará si se trata en medida alguna de inspectores disfrazados, por una sencilla razón: la ley mexicana lo prohíbe”, indicó.

La polémica de los agregados laborales surgió el viernes pasado en Estados Unidos, ya que como parte del proceso interno de ratificación de aquel país, el presidente Donald Trump envió al Congreso de su país una iniciativa de la ‘Ley de Implementación del T-MEC’, mecanismo que utilizan los legisladores de este país para que el acuerdo comercial se convierta en ley.

A modo de respuesta, Jesús Seade comentó un día después que “La legislación presentada en Estados Unidos (...) adiciona la designación de hasta cinco agregados laborales estadounidenses en México con la responsabilidad de monitorear la implementación de la reforma laboral que está en curso en el país”.

El subsecretario aclaró que dicha disposición únicamente está en la iniciativa de ley de implementación del T-MEC de Estados Unidos y, por lo tanto, no formó parte de la negociación entre autoridades mexicanas y estadounidenses por tratarse de una “legislación auxiliar del ámbito interno”.

Este domingo, Seade argumentó en Twitter que la figura del agregado laboral es “innecesaria y redundante” en el T-MEC, además, agregó que México estudiará “el establecimiento de mecanismos recíprocos” debido a dicha situación.

“Este mecanismo interno de monitoreo que propone Estados Unidos es 90 por ciento interno e inofensivo, pero debió haberse advertido (ya que) expresa desconfianza”, apuntó Seade mediante un tuit.

El negociador mexicano apuntó “ni inspectores laborales, ni bloqueos de mercancía (por panel)”, tema que Estados Unidos buscó constantemente durante las negociaciones. En vez de eso, se procedería a utilizar paneles binacionales.

“Crucial: NI INSPECTORES LABORALES NI BLOQUEO DE MERCANCIA (por panel) q EU quería. En vez; páneles binacionales: 1 panelista d EU elegido x MX, 1 d MX elegido x EU, y un 3ro d fuera x mutuo acuerdo; 85 días postdenuncia y prepanel para q asunto se resuelva según ley interna”, detalló en el tuit.

El representante mexicano en las negociaciones del T-MEC explicó que el tratado es muy bueno, sin ‘letras chiquitas’ y con importantes mejoras en materia comercial.

“Lo firmado entre MX, EU y CAN es un Tratado trinacional. NO tiene "letras chiquitas", es 100 por ciento público. Es un muy bueno acuerdo (sic) para México: se obtuvo mucho en trilateral. Por eso EU necesita "extras" para venta interna que NO SON PARTE DEL PAQUETE”, señaló en un primer tuit.

Seade destacó que el acuerdo libera a cada país a proteger los medicamentos biológicos por el tiempo que consideren adecuado y no 10 años, como se había impuesto. “Esto golpearía fuerte a genéricos biomédicos: los de punta para enfermedades mayores como el cáncer, etc. LA POBLACIÓN GANA”, destacó Seade.

Añade que otras exigencias rechazadas fueron los aranceles estacionales, la certificación laboral en la frontera, y que no se eliminan las palabras ‘sostenida y recurrente’, lo que derivaría en castigos comerciales tras un problema aislado.

“Toda exigencia inaceptable fue rechazada al grado de rompimiento de negociación, como ocurrió el jueves 6 de diciembre cuando México en su conjunto -gobierno y sectores productivos apoyaron- decidimos que no me presentaría hasta que las quitaran de la mesa. Enseguida se destrabó”, indica el negociador mexicano.

En caso de que la iniciativa transite en el Congreso estadounidense, Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, señaló en un comunicado que la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, en su artículo 7, establece que el Estado receptor podrá, en cualquier momento y sin tener que exponer los motivos de su decisión, comunicar al Estado acreditante que cualquier miembro del personal de la misión no es aceptable.

“Esto quiere decir que, de tomar una decisión contraria a lo acordado por los tres países, México contará con los mecanismos para contrarrestar esa medida”, expresó Monreal.

Respecto a toda la polémica que generó el tema, Jesús Seade acusó que diversas personas estaban desinformando y actuando con malicia al hablar de ‘letras chiquitas’ en el T-MEC, por lo que dejó en claro “esto ni es del Tratado ni nos compromete”, argumentó.

“Espero haber disipado la confusión que algunos han sembrado, y puesto la atención en lo importante: las decisiones unilaterales de EU pero, aún así, la importancia de desarrollar estas mejores reglas T-MEC con ellos, precisamente porque siempre gravitarán hacia ser unilaterales”, concluye.

A manera de contexto, el funcionario mexicano describió que la obsesión demócrata con el tema del “enforcement” (obligar a cumplir a México con la reforma laboral), ‘costó sangre’, pero que el tema se atendió con el establecimiento de paneles.

México adoptó una reforma laboral mucho más avanzada que la vigente en Estados Unidos. Enfrentamos confiados lo laboral en (el) T-MEC porque vamos a cumplir. Y en toda la negociación consultamos con expertos de Estados Unidos y México para cuidar su plena aplicación a la defensa laboral de los nuestros allá”, resaltó.

Como nota aclaratoria, Seade expresó que lo firmado entre México, Estados Unidos y Canadá fue un tratado trinacional que no tiene “letras chiquitas” y que es 100 por ciento público.

Por su parte, Robert Lighthizer, dijo en entrevista para CBS, que lo que está buscando el presidente Donald Trump es que México cumpla con sus leyes laborales, “él no quiere que los trabajadores estadounidenses tengan que competir con personas que están operando en condiciones muy difíciles”, indicó.

El representante comercial de los Estados Unidos agregó que el tratado “era más aplicable y mejor para los trabajadores estadounidenses y los fabricantes y trabajadores agrícolas estadounidenses que antes”.

Se espera que tanto Seade como Lighthizer, negociadores comerciales de México y Estados Unidos, respectivamente, se vean las caras este lunes en Washington para tratar el tema.