Salarios en México, de los más rezagados de AL en los últimos 10 años: OIT
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Salarios en México, de los más rezagados de AL en los últimos 10 años: OIT

COMPARTIR

···
menu-trigger

Salarios en México, de los más rezagados de AL en los últimos 10 años: OIT

bulletEntre 2008 y 2017, los salarios en México cayeron 1.7 por ciento en términos reales, una posición similar a la de Guatemala en donde cayeron 1.8 por ciento.

Zenyazen Flores
26/11/2018
Actualización 26/11/2018 - 17:06
Peso mexicano
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los salarios en México se rezagaron en la última década frente al bloque de países del Continente Americano y los miembros del G20 y, pese a que en 2017 hubo un incremento del salario mínimo en el país, el alza no evitó una caída de 2 por ciento real en los salarios generales de los mexicanos, reveló un nuevo estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El Informe Mundial sobre Salarios 2018/2019, el cual fue presentado hoy en Ginebra, Suiza, reveló que los salarios en los últimos 10 años, es decir, entre 2008 y 2017, crecieron 0.9 por ciento en términos reales en la región de América Latina y el Caribe y 0.61 por ciento en términos reales en los países de América del Norte.

Sin embargo, en ese mismo periodo los salarios en México cayeron 1.7 por ciento en términos reales, lo que ubicó a nuestro país entre el grupo de países centroamericanos y del Caribe en donde los salarios no crecieron en términos reales.

De hecho, México se situó en una situación similar a la de Guatemala, país centroamericano en el que los salarios cayeron 1.8 por ciento en términos reales, de acuerdo con el nuevo informe de salarios de la OIT.

En contraste, países como Panamá reportaron un aumento de 5.2 por ciento real en los últimos 10 años, mientras que en Uruguay crecieron 3.5 por ciento real y Costa Rica en 3.1 por ciento real en el periodo de referencia.

El informe de la OIT también muestra que, al hacer una revisión del aumento de los salarios en México pero desde el año 2000, los datos muestran que de ese año al 2017 los salarios retrocedieron en 2 por ciento.

Para 2017, el informe señala que en América Latina y el Caribe el crecimiento del salario real tuvo un ligero aumento en comparación con 2016, “pero sigue siendo relativamente bajo, por debajo del 1 por ciento real”.

Y añade: “en México, el crecimiento del salario real aún está muy por debajo de su nivel de 2008 y ha seguido disminuyendo en los años previos a 2017”.

En tanto, al observar las economías emergentes del G20, los datos evidencian que continúa la trayectoria de China con salarios reales que en promedio casi se duplicaron entre 2008 y 2017.

“De hecho, todos los países emergentes del G20, excepto México, experimentaron un crecimiento positivo significativo en promedio. Salarios reales durante este período”, suscribe el documento.

El informe de la OIT que se publica cada dos años, indicó que en 2017 el crecimiento mundial de los salarios cayó a su nivel más bajo desde 2008, muy por debajo de los niveles anteriores a la crisis financiera mundial.

El informe constata que en términos reales (ajustados a la inflación) el crecimiento mundial del salario se desaceleró, pasó de 2.4 por ciento en 2016 a 1.8 por ciento en 2017. Las conclusiones se basan en datos de 136 países.

Al analizar el crecimiento del salario, el informe observa que en los países avanzados del G20 el crecimiento real del salario disminuyó, de 0.9 por ciento en 2016 a 0.4 por ciento en 2017. Por el contrario, en los países emergentes y en desarrollo del G20, el crecimiento de los salarios reales fluctuó entre 4.9 por ciento en 2016 a 4.3 por ciento en 2017.

“Es desconcertante observar que en las economías de altos ingresos el lento crecimiento de los salarios está acompañado por una recuperación del crecimiento del PIB y una disminución del desempleo. Además, las primeras indicaciones sugieren que este lento crecimiento del salario continuará en 2018”, declaró el Director General de la OIT, Guy Ryder.

“Este estancamiento de los salarios constituye un obstáculo para el crecimiento económico y la mejora de los niveles de vida. Los países deberían analizar, junto a sus interlocutores sociales, las maneras de lograr un crecimiento del salario sostenible desde el punto de vista económico y social”, sostuvo.