México es el penúltimo lugar de la OCDE en empoderamiento femenino laboral
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

México es el penúltimo lugar de la OCDE en empoderamiento femenino laboral

COMPARTIR

···
menu-trigger

México es el penúltimo lugar de la OCDE en empoderamiento femenino laboral

bulletDe acuerdo con la consultora, si en México se incrementara la participación de la mujer en el empleo formal al nivel que sostiene Suecia, habría un incremento del 27.7 por ciento en el Producto Interno Bruto nacional.

Leticia Hernández
05/03/2020
Actualización 05/03/2020 - 19:09
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

México se ubicó en el lugar 32 de 33 posibles en el índice Women in Work, que analiza el empoderamiento económico femenino en países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Dicho índice, realizado por la consultora PwC, ubica a Islandia y a Suecia en la posición uno y dos, respectivamente. Canadá se ubica en el sitio 11 y Estados Unidos en el 20.

Chile y México, por su parte, son las únicas economías latinoamericanas representadas en este.

El índice tomó en cuenta variables como la diferencia en el salario sólo por ser mujer, la participación femenina en la fuerza laboral, la brecha entre la participación masculina y femenina en el trabajo, el desempleo y la tasa de empleo a tiempo completo de las mujeres.

Dicho estudio muestra que mejorar la participación femenina en el trabajo en toda la zona de influencia de la OCDE podría aumentar el Producto Interno Bruto (PIB) de este grupo en 6 billones de dólares, mientras que cerrar la brecha salarial de género que es en promedio del 15 por ciento, podría aumentar en dos billones de dólares las ganancias femeninas entre los países miembros del organismo.

De hecho, si en México se incrementa la participación de la mujer en el empleo formal al nivel que sostiene Suecia, habría un incremento del 27.7 por ciento en el PIB nacional, equivalente a 695 billones de dólares, según el índice.

En el país, cerrar la diferencia salarial entre hombres y mujeres implicaría un aumento de 16.3 por ciento en los ingresos femeninos, lo cual significa un incremento de 47.5 billones de dólares.

Sólo un tercio de las mexicanas en edad laboral puede tener un empleo de tiempo completo, un 50 por ciento trabaja en la informalidad, 12 por ciento labora solo medio tiempo y 2 por ciento no tiene empleo. Comparado con los hombres, el 68 por ciento tiene un empleo de tiempo completo y sólo 17 por ciento está fuera de la formalidad.

Incluso en Suecia existe una diferencia salarial de género la cual, si se eliminara, implicaría un incremento de 14 por ciento en los ingresos femeninos, uno 13.6 billones de dólares. Sin embargo, en el país europeo, el 60 por ciento de las mujeres en edad laboral tiene un empleo formal de tiempo completo.

“Si bien se han logrado avances en toda la OCDE, la tasa de mejora aún es lenta, a pesar de la perspectiva de grandes ganancias económicas por el aumento de la participación femenina en la fuerza laboral. Para conseguir estos logros, las empresas y los gobiernos deben trabajar juntos para ayudar a que más mujeres trabajen y garantizar que exista una estructura salarial justa y equitativa”, señaló Jing Teow, economista de PwC Reino Unido.