México, 'estancado' en pensiones de seguridad social en AL: OIT
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

México, 'estancado' en pensiones de seguridad social en AL: OIT

COMPARTIR

···

México, 'estancado' en pensiones de seguridad social en AL: OIT

El estudio de la OIT muestra que en un lapso de 10 años, el país incrementó solo en 1.2 la cifra de trabajadores que cotizaron para una pensión contributiva.

Zenyazen Flores
25/07/2018
Actualización 25/07/2018 - 23:54
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

México es el país que menos avanzó en la la cobertura contributiva, es decir, en las pensiones que obtienen las personas que cotizaron en el sistema a lo largo de su vida laboral, durante la década de 2005-2015 en la región de América Latina, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Este tipo de pensiones se asocia principalmente con los trabajadores en el sector formal. Las instituciones que otorgan este tipo de pensiones son el IMSS, ISSSTE, ISSFAM, Pemex, CFE, regímenes estatales y municipales.

El informe "Panorama Laboral. Presente y futuro de la protección social en América Latina y el Caribe", indica que la cobertura contributiva promedio en la región, es decir, cotizantes relacionados con un empleo como proporción de la población ocupada, pasó de 36.6 por ciento en 2005 a 44.6 por ciento en 2015, lo que implicó un incremento de 8 puntos porcentuales en una década.

Esto quiere decir que para 2015 en América Latina 145 millones de trabajadores no cotizaron a una pensión contributiva y están fuera de la protección social.

Sin embargo, en ese periodo, México prácticamente se estancó, pues mientras en 2005 el 30.4 por ciento de los ocupados cotizaron a una pensión contributiva, en 2015 apenas avanzó a 31.6 por ciento, lo que significó un aumento de apenas 1.2 puntos porcentuales en 10 años.

En cambio, en el mismo periodo de estudio Uruguay logró aumentar su cobertura de 61.7 por ciento a 75.6 por ciento en el periodo de referencia, con lo que se coloca como el país de toda la región con la mayor cobertura contributiva, es decir, que 7.5 de cada 10 trabajadores cotiza a una pensión.

En 2015, Chile es el segundo país de la región con el mayor porcentaje de cotizantes ocupados que contribuyeron a una pensión con 67.8 por ciento de trabajadores, y en tercer lugar se ubicó Costa Rica con 68.1 por ciento de cobertura.

Bolivia, Honduras y Guatemala fueron países que, si bien aumentaron su cobertura contributiva entre 2005-2010, el porcentaje de la población cotizante a una pensión se mantiene bajo, pues en los tres casos menos del 20 por ciento de los ocupados contribuye a una pensión.

José Manuel Salazar-Xirinachs, director regional de la OIT para América Latina y el Caribe, consideró que el avance de países como México "es modesto" frente al desafío que implica construir un sistema de protección social, por lo que urgió a las naciones a tomar acciones en el corto plazo para reducir los niveles de pobreza y desigualdad.

En conferencia de prensa, señaló que es necesaria la voluntad política y mejorar el crecimiento económico de forma general en América Latina para poder impulsar los cambios que se requieren en materia de seguridad social.

"Hay un dato de México que de 1996 a 2016 creció en promedio 2.1 por ciento, que es un crecimiento que no está mal pero que es bajo y eso no permite al espacio fiscal financiar extensiones a la seguridad social, lo hace más difícil", sostuvo.

Por su parte, Fabio Bertranou, director del equipo de Trabajo Decente de la OIT para el Cono Sur, explicó que el resto de los países que avanzaron en la cobertura contributiva fue porque hubo más creación de empleo formal a través de políticas de formalización.

Asimismo, en otros países incorporaron a la seguridad social a trabajadores independientes y domésticos y pequeñas empresas, mediante programas específicos y también hubo mayor institucionalidad, es decir, cumplimiento de las leyes que garantizan el empleo digno.

En México los trabajadores y trabajadoras domésticas no cuentan son seguridad social obligatoria y los trabajadores independientes tampoco están afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social, en ambos casos pueden incorporarse de manera voluntaria.

Helmut Schwarzer, especialista principal en Protección Social y Desarrollo Económico de la Oficina de la OIT para México y Cuba, subrayó que el nivel de informalidad en México todavía sigue alto y aunque ha habido escuerzos de sectores para formalizar el empleo, son casos "aislados" y se necesita ampliar la cobertura