México desaprovecha el ‘boom’ asiático
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

México desaprovecha el ‘boom’ asiático

COMPARTIR

···
menu-trigger

México desaprovecha el ‘boom’ asiático

bulletLas importaciones de productos mexicanos son casi inexistentes en los países asiáticos y, de acuerdo con expertos, esto se atribuye a la falta de una visión estratégica por parte de las últimos gobiernos y del actual.

Héctor Usla
02/07/2019
Actualización 02/07/2019 - 2:58
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

México ha desaprovechado el ‘boom’ económico de Asia de las últimas décadas, ya que sus vínculos económicos a través de las exportaciones e inversiones es bajo.

Las economías del continente asiático muestran un crecimiento promedio mayor al 7.3 por ciento anual de 1980 a 2018, según cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI). Esta cifra casi triplica el crecimiento promedio de Estados Unidos y México de 2.6 por ciento en el mismo periodo.

A pesar de que México cuenta con una red de doce tratados de libre comercio con cuarenta y seis países y varias decenas de acuerdos comerciales alrededor del mundo, las exportaciones del país siguen dependiendo de la relación México-Estados Unidos.

La amenaza arancelaria emitida por el gobierno de Donald Trump a las importaciones mexicanas que aconteció a principios de junio desconcertó al sector empresarial y al mercado bursátil, y no era para menos, tan solo en 2018, el 80 por ciento de los ingresos que generaron las exportaciones de nuestro país provinieron de Estados Unidos. Las ventas al continente asiático representan apenas el 5.6 por ciento del total de exportaciones registradas en 2018, por debajo incluso de los países europeos, que concentran el 6 por ciento.

Por el lado de la inversión productiva, en 2018 se captaron 3 mil 210 millones de dólares de esa región, apenas el 10 por ciento del total, dato que contrasta con el 38 por ciento de Estados Unidos.

Para Miguel González Ibarra, coordinador del Centro de Estudios Financieros y de Finanzas Públicas (CEFI) de la UNAM, la cadena de valor de las exportaciones mexicanas está hecha para atender mercados previamente seleccionados, por lo que es difícil generar una diversificación en el corto plazo.

Para los países asiáticos, las importaciones de productos mexicanos son casi inexistentes. En China, las compras de origen azteca apenas representaron el 0.58 por ciento del total de sus importaciones en 2017, según cifras de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El potencial de México con China en rubros como el comercio, las inversiones, el turismo y la infraestructura son muy significativos, sin embargo, ha faltado una visión estratégica por parte de las últimos gobiernos y del actual, afirmó Enrique Dussel Peters, coordinador del Centro de Estudios China-México (CECHIMEX) de la UNAM.

Consideró que se requiere que el Legislativo y Ejecutivo dediquen esfuerzos puntuales como recursos, programas y acercamientos estratégicos con los países de esa región, lo cual no se ha logrado.

Leticia Hernández Bielma, profesora del Colegio de la Frontera Norte, consideró que el reciente Tratado de la Asociación Transpacífico suscrito por México, le ofreció a la economía un gran potencial en materia de comercio e inversiones con países de Asia, ya que se amplió el número de países de esa zona con los que comercia y con ello las dimensiones del mercado. “Sin embargo, el incremento del comercio dependerá de la capacidad productiva del país”, puntualizó.