México busca ratificación de T-MEC antes del verano
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

México busca ratificación de T-MEC antes del verano

COMPARTIR

···

México busca ratificación de T-MEC antes del verano

Quien fuera representante en la negociación del TLCAN por parte del grupo de transición de López Obrador dijo que México piensa en un plan A, que implicaría que la ratificación del tratado fuera antes del verano, entre junio y julio.

Notimex
10/04/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El subsecretario para América del Norte de la cancillería, Jesús Seade, expuso que existe hasta un 80 por ciento de probabilidades de que el T-MEC sea aprobado en Estados Unidos, y que México busca ratificarlo antes del verano, entre junio y julio próximos.

“Hay un balance de opinión a favor de aprobarlo en México y en Canadá. En Estados Unidos está más peleado, pero yo sí sostengo, pondría mi dinero pero no mi mano, en una apuesta, de que sí sale”, expresó en entrevista en Despierta con Loret.

Consideró que en la Unión Americana hay empresas, gobernadores y consumidores a favor del tratado comercial México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC), aunque en los tres países hay cuerpos soberanos, como son los legislativos, que avanzan en el análisis del mismo.

Quien fuera representante en la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte por parte del grupo de transición del presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo que México piensa en un plan A, que implicaría que la ratificación del tratado fuera antes del verano, entre junio y julio.

Pero también, abundó, está el plan B, en el que mientras en la Cámara baja de Estados Unidos es donde se presentan las complicaciones, en el Senado podría quedar luego del verano.

El funcionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) expuso que el retraso por razones internas en la reforma de la ley laboral en México no es un osbtáculo definitivo para la aprobación del tratado comercial, pues ha habido cabildeo con los demócratas para lograr avances.

El proceso de ratificación del nuevo acuerdo de Norteamérica se ha tornado “complejo” por los temas pendientes que tiene la agenda de México y Estados Unidos, reconoció Moisés Kalach, director del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCENI).

En entrevista, el empresario dijo que los asuntos pendientes del tomate, azúcar y aranceles de acero y aluminio son “avenidas diferentes, pero se cruzan” con el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

A principios de abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador recibió una delegación de congresistas estadounidenses, encabezada por el representante Eliot Engel y quien preside el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja.

En el encuentro, el titular del Ejecutivo federal señaló que la relación bilateral es fundamental para la prosperidad de ambas naciones y, por ello, consideró de suma importancia redoblar esfuerzos para fomentar el desarrollo económico.

En ese contexto, el mandatario refirió que su administración emprendió cambios de fondo en materia laboral, ambiental y medidas innovadoras y de gran alcance para elevar la competitividad de la región fronteriza del norte.

Para Kalach, quien ha estado al frente de la renegociación del tratado desde agosto de 2017, la reforma laboral es una “ficha fundamental” para continuar con el curso de la ratificación del nuevo instrumento comercial ante los congresos de los tres países.

Recordó que la iniciativa se encuentra en discusión en la Cámara de Diputados y, de ser aprobada esta semana, existe la posibilidad de ser retomado el jueves o viernes por el pleno.

“La reforma laboral será un tema que quedará resuelto en este año, aunque no es un tema para trabajar con Estados Unidos, sino es un tema que este Gobierno ha dicho que debía hacerse desde mucho tiempo atrás”.

Si eso ocurre se dará oportunidad a los demócratas de hacer un análisis profundo de sus pros y contras, toda vez que incluye cambios al artículo 23 del T-MEC respecto a los derechos sindicales y la negociación de contratos colectivos.

“Creo que ahí es donde vendrá un cambio importante en el nivel de discusión (del acuerdo comercial)”, apuntó Kalach, al referirse a las pasadas declaraciones de la demócrata Nancy Pelosi.

“Entonces todo eso hace que la agenda de la aprobación sea compleja, pero sí creemos que hay una ventana de oportunidad importante entre mediados de abril y junio, porque está el interés de todos para aprobar el tratado”.

Incluso, indicó, debe haber voluntad de los demócratas para sentirse triunfadores en esta negociación, porque “no creo que le quieran dar un triunfo a (Donald) Trump de cara a las elecciones de 2020”.