May prepara plan B sobre el brexit a fin de evitar una crisis
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

May prepara plan B sobre el brexit a fin de evitar una crisis

COMPARTIR

···
menu-trigger

May prepara plan B sobre el brexit a fin de evitar una crisis

bulletEn menos de 100 días el Reino Unido se irá de la UE para cumplir con el mandato del referendo de 2016 tras dos años de negociaciones entre Londres y Bruselas.

Bloomberg /Tim Ross, Robert Hutton, Kitty Donaldson y Alex Morales
20/12/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Conforme los autos se multiplicaban bajo la lluvia en las afueras de la mansión Lancaster House de Londres, los diplomáticos reunidos en su interior bebían vino y buscaban información sobre el destino del brexit en la fiesta de Navidad del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El equipo sénior de Theresa May se pregunta lo mismo: ¿Qué debería hacer la primera ministra si su acuerdo se desecha? En privado, las opciones son drásticas e incluyen posponer la salida de la Unión Europea, convocar otro referendo e incluso anunciar nuevas elecciones nacionales.

En menos de 100 días el Reino Unido se irá de la UE para cumplir con el mandato del referendo de 2016 tras dos años de negociaciones entre Londres y Bruselas. Existe un gran obstáculo en el camino de la mandataria: el Parlamento no aceptará los términos que ella acordó.

May hace todo lo posible para obtener apoyo legislativo sobre el impopular acuerdo de divorcio que negoció. Se vio obligada a reprogramar una votación al respecto para la semana del 14 de enero.

En público, May y todos sus ministros insisten en que su acuerdo de salida es el único disponible para evitar el caos económico y social y cifran todos sus esfuerzos en la votación en el Parlamento. A puertas cerradas, estudian las opciones en caso de que la mandataria fracase.

De acuerdo con un alto funcionario del Gobierno, la idea de volver a consultar con la ciudadanía británica está ganando terreno.

Esto podría ser a través de un nuevo referendo, una propuesta que gana respaldo en el establishment político del Reino Unido pero que May rechaza con vehemencia, o incluso una elección nacional para elegir un nuevo gobierno.

El primer paso en cualquier caso sería retrasar el brexit, extendiendo el proceso del Artículo 50 mientras todos los bandos se reagrupan. Cuando le han preguntado sobre ese tema recientemente, May se ha mostrado menos directa que en el pasado.

"No creo que sea correcto buscar la extensión del Artículo 50", comentó el lunes. "Lo que enfrentará el Parlamento es la decisión de ejercer su responsabilidad de cumplir con el resultado del referendo, cumplir con el brexit".

Leer entre líneas lo que dice May es clave para tratar de entender la postura actual de una mandataria que ha dado giros de 180 grados en el pasado para salir de problemas políticos. Sus comentarios más recientes no descartan un cambio de actitud.