menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Manuel Ramos Francia, el disidente del Banco de México

COMPARTIR

···
menu-trigger

Manuel Ramos Francia, el disidente del Banco de México

bulletLa Junta de Gobierno del Banco de México votó en su última reunión de política monetaria por mantener la tasa de referencia, excepto un integrante.

Redacción
18/10/2018
Actualización 18/10/2018 - 18:23
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En la más reciente decisión de política monetaria del Banco de México (Banxico), Manuel Ramos Francia fue el disidente que rompió la unanimidad de la decisión.

La Junta de Gobierno votó por mantener la tasa de interés en 7.75 por ciento, aunque Ramos Francia lo hizo en el sentido de elevar en 25 puntos la tasa de interés.

El disenso que se produjo el pasado 4 de octubre fue el primero en la gestión del gobernador Alejandro Díaz de León.

La Junta de Gobierno está integrada por Alejandro Díaz de León, Roberto Del Cueto, Irene Espinosa, Javier Eduardo Guzmán Calafell, y Manuel Ramos Francia.

En su argumentación, Ramos Francia señaló que por ya algún tiempo, la inflación enfrenta un panorama complejo, en donde confluyen factores de carácter cíclico y estructural.

“Lo anterior es evidente al situarse ya por varios años las expectativas de inflación de largo plazo en alrededor de 3.5 por ciento, independientemente de la fase del ciclo de negocios por la que se atraviesa. Son varias las razones para ello, pero todas potencialmente se reflejan en el nulo crecimiento de la productividad factorial total durante las últimas dos décadas”.

El subgobernador explicó que esto dificulta el que la economía pueda absorber choques, de oferta o de demanda, con poca inflación.

"Actualmente la inflación subyacente muestra elevada persistencia por los factores mencionados, lo que aunado a las perspectivas sobre la no subyacente, hace poco probable que se cumpla la previsión actual para la inflación general".

El funcionario destacó que el Banco ya ha cambiado recientemente y en repetidas ocasiones su estimación sobre el horizonte de convergencia de la inflación general a su meta.

“Considerando el actual esquema de operación de la política monetaria basado en pronósticos, así como los factores que están afectando a la inflación subyacente, en mi opinión, el no actuar en consecuencia podría ser muy costoso para la credibilidad de este Banco Central”.

La última decisión de política monetaria del Banco de México también marcó un distanciamiento de la Reserva Federal de Estados Unidos por primera vez desde que comenzó el ciclo de alzas en diciembre de 2015, luego de que en septiembre el Banco estadounidense subiera su referencial.

La decisión de mantener la tasa se dio en un contexto en el que México cerró un acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá y datos que apuntan a una mejora en la situación económica.

Manuel Ramos Francia es subgobernador del Banco de México desde abril de 2011 y su mandato termina el próximo 31 de diciembre.

Se espera que el presidente electo nomine al economista Jonathan Heath como subgobernador para remplazar a Ramos Francia, nombramiento que tendrá que aprobar el Senado.