Los dos caminos de éxito probado para empoderar a las mujeres, según el FMI
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los dos caminos de éxito probado para empoderar a las mujeres, según el FMI

COMPARTIR

···
menu-trigger

Los dos caminos de éxito probado para empoderar a las mujeres, según el FMI

bulletEl primero es la inversión enfocada a este sector y el segundo, las tecnofinanzas, de acuerdo con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional.

Leticia Hernández
05/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Son muchos los caminos para el empoderamiento de la mujer en América Latina, pero dos los que tienen comprobado éxito: destinar un presupuesto a infraestructura, salud y educación enfocado a la población femenina, y aprovechar las tecnofinanzas o fintech como catalizador para ampliar la penetración financiera de este sector de la población, señaló Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Las mujeres son la base del crecimiento económico, tanto en América Latina como en el resto del mundo”, dijo la funcionaria en sus palabras de apertura del foro internacional “Acelerando el empoderamiento económico de las mujeres para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, en Bogotá, Colombia. Pero reconoció que “Hay obstáculos jurídicos y barreras invisibles como el trabajo no remunerado, políticas deficientes de licencia familiar para nuevos padres, discriminación salarial, entre otras”.

En el discurso titulado “Cómo hilar los logros: El Empoderamiento de la mujer en América Latina y el mundo entero”, la directora gerente del FMI, identificó “dos hilos hacia el éxito: política fiscal y tecnofinanzas”.

El primer paso, según expuso, consiste en invertir más en salud, educación e infraestructura. Utilizar la política fiscal como herramienta fundamental para empoderar a la mujer y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sustentable de las Naciones Unidas. Además de esta parte a cargo del gobierno, es necesario la participación del sector privado abriendo más espacios a las mujeres para ocupar puestos en sus consejos directivos.

El siguiente “hilo” son las tecnofinanzas que pueden ayudar a desenredar algunos nudos como obstáculos en términos de inclusión financiera, desde bajas tasas de alfabetización hasta una falta de documentación adecuada y normas sociales en torno a las cuentas bancarias.

Adelantó que el FMI está por publicar un estudio sobre el tema en el que analiza las maneras exactas en que las tecnofinanzas pueden eliminar las divisiones financieras.

“Los datos muestran que si bien tanto el hombre como la mujer se benefician de la inclusión, la desigualdad del ingreso disminuye más cuando la mujer goza de mayor acceso a la actividad financiera”, dijo.

Destacó el papel de Colombia a la vanguardia en América Latina en el tema de empoderamiento de la mujer y refirió que en el mercado laboral, la mujer ha incrementado su participación en la economía de 45 por ciento en 2000 a 59 por ciento en 2019, “Y aunque aún hay disparidades, son inferiores al promedio de la OCDE y de la región”, señaló.

1. En los países de bajo ingreso, al reducir la desigualdad de género en 10 puntos porcentuales se podría incrementar el crecimiento económico en 2 puntos porcentuales en el lapso de cinco años.

2. En los mercados laborales ineficientes, ampliar la participación femenina puede estimular la productividad global, lo cual a su vez hace subir los sueldos reales tanto de hombres como de mujeres.

3. Un mayor número de mujeres en el sistema financiero está asociado con una mayor estabilidad financiera.

Fuente: FMI