Llegó el momento: Inicia reunión clave entre México y EU por aranceles
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Llegó el momento: Inicia reunión clave entre México y EU por aranceles

COMPARTIR

···

Llegó el momento: Inicia reunión clave entre México y EU por aranceles

Los temas de la reunión entre las delegaciones de Estados Unidos y México son aumentar la cooperación para asilo, combatir redes de tráfico, reforzamiento en la frontera sur mexicana, entre otros.

Redacción
05/06/2019
Actualización 05/06/2019 - 16:30
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Inició la reunión entre representantes mexicanos y de Estados Unidos en Washington para tratar la crisis migratoria y el tema de los aranceles del 5 por ciento que Donald Trump busca imponer a todos los productos mexicanos.

La delegación de México, encabezada por el canciller, Marcelo Ebrard, está integrada por Graciela Márquez Colín, secretaría de Economía; Jesús Seade, subsecretario para América del Norte; Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia; Martha Bárcenas, embajadora de México en Estados Unidos, y Lázaro Cárdenas Batel, coordinador de asesores de la Presidencia.

Por el lado estadounidense, la delegación la lidera el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence. Y aunque sí está presente, en un principio se había informado que sería el secretario de Estado, Mike Pompeo, quien la encabezaría.

Los temas que tratarán en la reunión son aumentar la cooperación para asilo, combatir redes de tráfico, reforzamiento en la frontera sur mexicana, mantener o aumentar la detención de migrantes, de acuerdo con fuentes mexicanas citadas por Reuters.

Además, según dos fuentes del Gobierno mexicano dijeron que México propondrá que Estados Unidos reoriente los fondos de seguridad de la llamada 'Iniciativa Mérida' al impulso del desarrollo de la frontera mexicana sur.

La posición negociadora de México sigue siendo la de no aceptar el estatus de 'tercer país seguro', que requeriría que los solicitantes de asilo centroamericanos busquen refugio en México en lugar de Estados Unidos, y pedir un llamado 'Plan Marshall' para desarrollar Centroamérica.

Por otra parte, antes de que Donald Trump amenazara con aranceles del 5 por ciento a los productos mexicanos, ya existía un acuerdo con México que consistía en detener a 800 migrantes previo a que cruzaran de manera ilegal a Estados Unidos. Ambos países establecieron el objetivo a principios de este año, de acuerdo con fuentes consultadas por Bloomberg.

Datos del Instituto Nacional de Migración (INM) señalan que el promedio diario de migrantes detenidos al día en abril es de 685, mientras que en mayo es de 763. Lo anterior no fue suficiente para impedir que Trump lanzara la amenaza arancelaria.

Donald Trump anunció el jueves 30 de mayo que aplicará aranceles de 5 por ciento a todos los productos mexicanos que vayan a Estados Unidos a partir del 10 de junio, que subirían gradualmente hasta 25 por ciento en octubre, mientras México no ponga fin a la inmigración indocumentada.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, respondió al anuncio mediante una carta en la que recordó a Trump que “no me falta valor, no soy cobarde ni timorato”, y le propuso profundizar el diálogo y buscar alternativas al problema migratorio.

Agregó que México está cumpliendo con su responsabilidad de evitar, en la medida de lo posible y sin violentar los derechos humanos, el paso de los migrantes centroamericanos por México hacia EU. Además de que en poco tiempo los mexicanos no tendrán necesidad de acudir a Estados Unidos indicando que la migración será opcional y no forzosa.

A esto, el presidente de Estados Unidos contestó a través de un tuit pidiendo al Gobierno mexicano que "haga finalmente lo que debe" para arreglar sus problemas con la migración.

"México se ha aprovechado de Estados Unidos durante décadas. Debido a los demócratas nuestras leyes de inmigración son malas. México ha hecho una fortuna de Estados Unidos por décadas, pueden solucionar este problema fácilmente. ¡Es hora de que finalmente hagan lo que se debe hacer!", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

En su primera conferencia de prensa tras su llegada a Washington el viernes 31 de mayo, Marcelo Ebrard dijo que la aplicación de aranceles sería devastadora para la economía mexicana y que no evitaría que oleadas de migrantes crucen la frontera estadounidense.

En una segunda conferencia, el canciller dijo que confía en que existe 80 por ciento de probabilidades de que sí habrá una negociación con la administración de Donald Trump.

En tanto, Jesús Seade, subsecretario para América del Norte, expresó que México responderá de "forma enérgica" a las medidas arancelarias de Estados Unidos, en caso de ser aplicadas.

"Si llegara a suceder, en mi opinión nosotros deberíamos responder en una forma enérgica, pero antes de eso, iniciar contactos discretos para saber de qué estamos hablando y asegurarnos de que eso no pase realmente", afirmó Seade.

Este miércoles, Trump, quien se encuentra en Reino Unido para conmemorar el septuagésimo quinto aniversario del Día D en la Segunda Guerra Mundial, dijo en Londres que era "probable" que la primera ola de aranceles, fijada para la próxima semana, siga adelante de acuerdo a lo estipulado.

El mandatario estadounidense enfrenta una resistencia significativa dentro de su propio Partido Republicano por la amenaza arancelaria y muchos legisladores están preocupados por el posible impacto en el comercio transfronterizo y en las empresas y consumidores de Estados Unidos.

Algunos republicanos han dicho a la Casa Blanca que no cuenta con el mismo nivel de apoyo dentro del partido que el que recibió a principios de año cuando declaró una emergencia nacional para desviar fondos para construir un muro fronterizo.

"No nos gustan mucho los aranceles, así que no asumas que puedes tener el mismo nivel de apoyo. Ese fue mi mensaje central", dijo a reporteros el senador republicano Ron Johnson después de una reunión entre legisladores y funcionarios de la Casa Blanca el martes.

La amenaza arancelaria también ha planteado interrogantes sobre el futuro de un acuerdo a tres vías con Canadá para reemplazar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Pence es la persona clave de la administración Trump para que el Congreso apruebe un nuevo pacto, conocido como T-MEC, el cual prometió que se sellaría este año.

Con información de Reuters*