menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ley JOBS pone operaciones de inversión colectiva en inmuebles

COMPARTIR

···
menu-trigger
Economía

Ley JOBS pone operaciones de inversión colectiva en inmuebles

bullet

18/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Bloomberg
 
Las nuevas leyes sobre títulos valores de Estados Unidos que son para ayudar a que los emprendimientos capten capital también están a punto de generar beneficios para los inversionistas inmobiliarios, lo que le permite a los clientes individuales comprar participaciones en oficinas y otras instalaciones comerciales, una vez que se les eliminan las limitaciones que pesaban sobre ellas.
 
La ley Jumpstar Our Business Startups Acts, cuya sigla forma JOBS (empleos, en inglés), relajará las restricciones impuestas sobre las inversiones en empresas de capital cerrado (siempre en manos de un número pequeño de accionistas), entre las que se cuentan las que constituyeron personas que ganan menos de 200,000 dólares por año y tienen un patrimonio neto de menos de 1 millón de dólares, con el fin de que estas sociedades así establecidas sean titulares de sus propios inmuebles comerciales. Antes de la sanción de la ley, esas empresas podían venderles acciones a los clientes individuales que superasen esos niveles, a quienes se conoce con el nombre de inversionistas autorizados.
 
La ley JOBS llevará a más programas de inversión en propiedades como los que lideran Fundrise LLC, emprendimiento que hace poco captó 325,000 dólares entre 175 personas, lo que les dio una participación de 28% en el edificio de 2 pisos que la empresa tiene en su ciudad natal, Washington. Dado que Fundrise comenzó a buscar compradores antes de la reforma de la ley, la empresa contaba con una autorización de la Comisión de Títulos Valores y Operatoria Bursátil de Estados Unidos (en inglés, SEC).
 
“Cuando comenzamos, no teníamos ni la menor idea de que sobrevendría la ley JOBS”, dijo Ben Miller, cofundador de Fundrise junto con su hermano Daniel, durante una entrevista telefónica. “Nos tomó 9 meses conseguir que la SEC nos autorizara la primera oferta, y con la ley JOBS nos tendría que tomar tan solo un día”.
 
La ley, que reformó secciones de la norma rectora de títulos valores, Securities Act, de 1993 ahora le permitirá a los inversionistas no autorizados poner 2,000 dólares por año, o bien el 5% de sus ingresos o de su patrimonio neto, lo que sea mayor, en estas sociedades de capital cerrado y número reducido de accionistas.
 
Pese a que la ley entró en vigencia en abril de 2012, los inversionistas inmobiliarios no están en condiciones de aprovechar sus ventajas, ya que la SEC aún trabaja en las garantías normativas para los inversionistas que se proponían en el texto. La comisión no llegó a la fecha meta de fin de año que se había fijado para terminar de redactar la reglamentación.
 
“Cualesquiera sean las normas a las que lleguen, tienen que ser menos limitativas que lo que lo son hoy día”, dijo Miller.
 
“Por medio de amigos”
 
Invertir “por medio de amigos y familiares” fue uno de los pocos medios que tuvieron los inversionistas para acceder a las compras inmobiliarias en la etapa previa a la sanción de la ley JOBS, dijo Paul Habibi, profesor de bienes raíces en la Universidad de California, Los Angeles. La nueva ley “podría funcionar en operaciones chicas y, sin duda, encierra una promesa”.
 
La implementación completa de la ley JOBS ayudará a empresas como Fundrise, que actualmente busca captar capital de inversionistas no autorizados sólo si tienen otorgada la residencia en el estado donde esté registrada la oferta. Una vez que las normas de la ley JOBS estén vigentes, esta empresa y otras estarán en condiciones de vender capital a inversionistas en todo Estados Unidos.