Cannabis medicinal, un negocio millonario
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cannabis medicinal, un negocio millonario

COMPARTIR

···
menu-trigger

Cannabis medicinal, un negocio millonario

bulletMéxico se alista para discutir la reglamentación para el uso de la mariguana y sus derivados, un mercado que se estima que para 2025 será de 65 mil millones de dólares.

Por Ximena Peinado
04/02/2020
Actualización 04/02/2020 - 22:06
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Senado de la República dio a conocer este mes la iniciativa de La Ley General para la Regulación y Control del Cannabis. Con este proyecto se plantea el uso legal de la planta, reformando así la Ley General de Salud y el Código Penal Federal.

Esta ley regulará la siembra, cultivo, cosecha, producción etiquetado, empaquetado, promoción, publicidad, patrocinio, transporte, comercialización, venta y distribución de la mariguana, la cual ha sido prohibida desde 1920 en nuestro país.

El proyecto contiene propuestas como elevar a 28 gramos la cantidad permitida para su portación. Si esta es de hasta 200 gramos se eliminan la cárcel como sanción, para ser únicamente administrativa.

Además se plantea la creación del Instituto Mexicano del Cannabis, y la autorización para la creación de asociaciones de consumo y licencias de venta.

En agosto del año pasado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó al Senado mexicano que emitiera la reglamentación a la reforma a la Ley de Salud de 2017, que regula el uso del cannabis y sus derivados. Posteriormente, en octubre, la Corte dio una prórroga hasta el 30 de abril de este año para emitir la normatividad.

Es decir, desde 2017 el uso medicinal de la mariguana en México está permitido, pero no regulado.

En caso de que el Senado cumpla con la orden de la Corte se abriría la posibilidad de comercializar libremente los derivados del cannabis, lo que podría significar para México un gran impulso en la economía nacional.

Según un estudio realizado por Grand View Research, el mercado mundial de la mariguana superará los 66 mil millones de dólares para finales de 2025.

En el caso de México, tiene un potencial de ingresos de 2 mil millones de dólares, con una creación de hasta 70 mil empleos, según New Frontier Data.

“Las naciones latinoamericanas ya han comenzado a impactar el mercado internacional del cannabis. El clima ideal, los sectores agrícolas ya establecidos y los menores costos de producción han atraído a los productores que buscan competir por la demanda global de CBD”, señaló Giadha Aguirre de Carcer, fundadora y CEO de New Frontier Data en una publicación en su sitio.

El presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara alta, Julio Menchaca, dijo en entrevista que “es un negocio millonario” y por eso hay tanto interés.

“Si me preguntan cuánto le podría generar el próximo año a la hacienda pública, platiqué con el secretario de Hacienda (Arturo Herrera) y me decía que calculan 18 mil millones de pesos”, reveló.

La razón por la que México es un potencial mercado exitoso es debido a su posesión de buenas tierras y su localización geográfica, la cual, a diferencia de Canadá, puede obtener el producto todo el año sin preocuparse por los meses de siembra específicos. En México se podría tener una constante cosecha sin tener los costos de luz, calefacción y mano de obra calificada a los cuales el país norteamericano se ve obligado a pagar para poder llevar a cabo su producción.

El empresario y abogado Luis Doporto Alejandre, quien también ha extendido sus inversiones e interés en el ramo agroindustrial (principalmente del aguacate) concuerda con la potencialidad de la siembra del cannabis en nuestro país.

“México tiene las 3 W’S necesarias para la producción de la planta: weather (clima), workers (trabajadores) y water (agua), agregándole al hecho de que el 80 por ciento de las tierras agrícolas de nuestro país son aptas para la producción del cannabis”, añadió en entrevista el presidente de Guacamolito, Golden Stone y Rancho Agrícola El Zapotal.

Sumándole a esto, según el estudio Entrando en el Tema: CBD y Cannabis en Latinoamérica informe 2019, este año el mercado del CBD (conocido como cannabidiol, uno de los componentes de la planta de la mariguana) en Latinoamérica podría generar hasta 448 millones de dólares en el 2023.

Además de sus beneficios económicos, la planta también trae consigo oportunidades médicas. Según un artículo del Dr. Peter Grinspoon, maestro de la Escuela de Medicina en Harvard, la efectividad del cannabidiol se ha comprobado en el tratamiento de enfermedades infantiles graves, como el síndrome de Dravet y el síndrome de Lennox Gastaut, de los cuales sus pacientes en su mayoría no responden a los tratamientos farmacéuticos que actualmente circulan en el mercado.

De acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics, el CBD también es considerado como un medicamento anticonvulsivo eficaz. Aunado a esto, el CBD puede inducir el sueño, reducir la inflamación y quitar el dolor neuropático, aflicciones que, según la revista European Journal Of Pain, son difíciles de tratar en la actualidad.

Adicionalmente, se ha reportado que la utilización del CBD arroja resultados positivos en el tratamiento del glaucoma, enfermedad ocular que afecta a más de un millón y medio de mexicanos, además de ser la segunda causa de ceguera en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Los tratamientos terapéuticos con empleo de CBD han demostrado eficacia en otros males como Parkinson, esquizofrenia, diabetes, esclerosis múltiple y ansiedad.

La otra sustancia psicoactiva del cannabis es el tetrahidrocannabinol (THC), el cual es el ingrediente psicoactivo que produce alteraciones mentales en las personas.

Sin embargo, el CBD no tiene los principios psicoactivos del THC, además de que, según un reporte de la Organización Mundial de la Salud, en los humanos no tiene efectos que indiquen dependencia o riesgo de abuso.

Según el artículo 290 de la Ley General de Salud, la importación de productos derivados del cannabis es legal en México, siempre y cuando éstos sean aprobados por la Secretaría de Salud.

Además de eso, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios ha emitido lineamientos para la utilización y comercialización de los productos hechos a partir del cannabis, por medio de los cuales ha otorgado más de 60 permisos para distintos productos de 11 empresas alrededor de la República.

El primer individuo en obtener un permiso para importar el aceite de CBD fue Raúl Elizalde, el actual presidente de Hemps Meds México. Su objetivo al hacer esto era tratar la enfermedad de su hija, quien padece el síndrome de Lennox Gastaut. Después de empezar a tomar el CBD, la hija de Elizalde redujo sus convulsiones de 400 a 20 al día.

Este caso fue el primer paso para que el Congreso Mexicano promoviera la reforma a la Ley General de Salud para autorizar la venta de productos derivados de la mariguana con fines medicinales. Sin embargo, la legislación aún no permite que cualquier empresa haga sus productos con CBD, ya que la planta del cannabis sigue siendo un producto ilegal a menos que se cuente con la aprobación.

En la discusión que próximamente abrirá el Congreso mexicano también se abordarán los tabúes que existen respecto a la mariguana, y se contrastarán las opiniones entre quienes consideran que una legalización profunda traerá beneficios económicos y médicos, y quienes señalan que dispararía el consumo entre la juventud con fines recreativos.

También se pondrá en el debate si la legalización, como consideran algunos expertos, ayudará a mitigar la violencia en el país relacionada con la producción, distribución y consumo de la mariguana.

“La mariguana no merece estar en el mismo cajón con la cocaína, los derivados del opio y las drogas sintéticas. La prohibición, además, no abona en nada a la salud pública y sí implica que cientos de miles de personas (sobre todo jóvenes en condiciones de relativa vulnerabilidad) todos los años sean detenidas, y en muchos casos violentadas, por la policía”, escribió el lunes 27 de enero el columnista de El Financiero, Eduardo Guerrero.