Las amenazas entre Estados Unidos e Irán tras asesinato del general iraní
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las amenazas entre Estados Unidos e Irán tras asesinato del general iraní

COMPARTIR

···
menu-trigger

Las amenazas entre Estados Unidos e Irán tras asesinato del general iraní

bulletLas amenazas entre ambas naciones se han disparado este fin de semana tras el ataque con misiles en Bagdad.

Bloomberg /Jennifer Jacobs y Nick Wadhams
04/01/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Estados Unidos e Irán intercambiaron amenazas después del asesinato del militar más destacado de la República Islámica por un avión no tripulado estadounidense, con Teherán prometiendo una respuesta prolongada y Washington advirtiendo contra represalias.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo a los familiares del general asesinado Qassem Soleimani el sábado que "no verán los efectos de su error hoy, pero lo presenciarán durante muchos años por venir", según un informe de la emisora estatal de Irán.

El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Robert O'Brien, y el secretario de Estado, Michael Pompeo, dijeron que el régimen iraní ahora debería comenzar a comportarse como una "nación normal".

El presidente Donald Trump dijo que aprobó el ataque en Irak porque Soleimani estaba tramando "ataques inminentes y siniestros" contra diplomáticos y personal militar estadounidenses.

Pompeo dijo a Fox News el viernes por la noche que el comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria estaba planeando un ataque de tal escala que habría matado a una "cantidad significativa" de estadounidenses, así como posiblemente libaneses y sirios. Dijo que no podía discutir detalles.

Estados Unidos está enviando a unos 2 mil 800 soldados de la 82 División Aerotransportada del Ejército para unirse a aproximadamente 700 soldados enviados a Kuwait a principios de esta semana como parte del "batallón" de reacción rápida de la división, según dos funcionarios estadounidenses que pidieron no ser identificados discutiendo despliegue. Estados Unidos ya tenía alrededor de 60 mil personas en la región.

Existe una creciente preocupación de que más naciones se verán involucradas en un conflicto regional más amplio a medida que Irán amenaza con vengar a Soleimani, quien lideró a las milicias delegadas que extendieron el poder de Irán en el Medio Oriente, atacando los intereses de Estados Unidos y los de sus aliados.

El asesinato hizo tambalear a los mercados mundiales. Los futuros del petróleo en Londres y Nueva York aumentaron en más de un 4 por ciento, el oro alcanzó el punto más alto en cuatro meses y los rendimientos del Tesoro a 10 años se dirigieron a la mayor caída en tres semanas. El índice S&P 500 disminuyó.

"No buscamos la guerra con Irán", dijo Pompeo en una entrevista en Fox el viernes. "Pero, al mismo tiempo, no vamos a esperar y ver a los iraníes escalar y continuar poniendo en riesgo la vida de los estadounidenses sin responder de una manera que interrumpa, defienda, disuada y cree una oportunidad para reducir la situación".

O'Brien dijo que la administración proporcionará al Congreso una notificación retroactiva de la huelga de Soleimani, así como informes clasificados la próxima semana, cuando los legisladores regresen de un descanso de vacaciones.

El general Soleimani fue asesinado la madrugada del viernes por un avión no tripulado Reaper capaz de disparar armas guiadas por láser cuando salía de una carretera de acceso al aeropuerto de Bagdad, dijo un funcionario estadounidense. El ataque también mató al subcomandante de un grupo de milicias iraquíes, las Fuerzas de Movilización Popular dominadas por los chiítas, que estaba con Soleimani.

El asalto marcó el último de una serie de episodios violentos que han tensado las relaciones ya hostiles entre Irán y Estados Unidos. La semana pasada, un contratista estadounidense murió en un ataque con cohete contra una base militar iraquí en Kirkuk. Eso condujo a un asalto estadounidense directo y poco frecuente contra una milicia respaldada por Irán en Irak y luego se produjo el ataque contra la embajada de Estados Unidos en Bagdad. Las presiones se han complicado por las protestas generalizadas en Irak e Irán.

Mientras continuaban las protestas en Teherán, el presidente Rouhani dijo que Estados Unidos había cometido actos malévolos contra Irán durante años y se refirió al golpe de estado de 1953 que restableció el Shah en 1953. "Nunca olvidaremos los crímenes de Estados Unidos", dijo. "Esta es una saga que se remonta a años".

Los funerales de los asesinados comenzaron en Bagdad este sábado por la mañana, con miles de asistentes y muchos portando pancartas de la milicia.

El régimen iraní estará bajo "fuerte presión" para contraatacar, dijo Paul Pillar, exfuncionario de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos y miembro sénior no residente de la Universidad de Georgetown en Washington.

"Muchos iraníes considerarán este evento de la misma manera que los estadounidenses considerarían, por ejemplo, el asesinato de uno de los líderes militares estadounidenses más conocidos y admirados".

Soleimani, un veterano de la guerra Irán-Irak, era un nombre familiar en Irán, donde se lo celebró por ayudar a derrotar a ISIS en Irak y Siria y contrarrestar la influencia estadounidense.

Estados Unidos lo sancionó desde 2007 y, en mayo pasado, Washington designó al Cuerpo de Guardias Revolucionarios en su totalidad como una organización terrorista extranjera, la primera vez que la etiqueta se ha aplicado a una institución estatal oficial o a las fuerzas de seguridad de un país. Irán nombró a Esmail Ghaani, otro veterano de los conflictos de Medio Oriente, como el reemplazo de Soleimani.

El liderazgo iraní está señalando que puede atacar las instalaciones y bases militares de Estados Unidos en Medio Oriente y movilizar su red de milicias en toda la región. Un funcionario le dijo a la emisora estatal que unas 36 bases e instalaciones militares de EU están al alcance de las fuerzas de defensa de Irán, y la más cercana se encuentra en Bahrein.

Un portavoz de la Guardia Revolucionaria dijo que el asesinato marcó el inicio de una "nueva fase" en las actividades de las " fuerzas de resistencia " de Irán en toda la región.

Un ataque de septiembre contra las instalaciones petroleras sauditas, del cual los rebeldes respaldados por Irán en Yemen se atribuyeron la responsabilidad, destacó el impacto potencial de la respuesta de Teherán.

Las fuerzas iraquíes mejoraron la seguridad alrededor de la embajada de Estados Unidos en Bagdad después del ataque aéreo, informaron la agencia de Iraq al-Sumaria, citando a un funcionario de seguridad.

Los aliados europeos de Trump instaron al presidente a encontrar una manera de aliviar las tensiones con Teherán y advirtieron sobre los riesgos de que un ciclo de represalias se descontrolara. El presidente francés, Emmanuel Macron, está hablando con sus homólogos en Medio Oriente en un esfuerzo por contener las tensiones, dijo la ministra de Asuntos Europeos, Amelie de Montchalin, en la radio RTL.

"Esto es lo que temíamos", dijo. "Es una continuación de la escalada que ha estado ocurriendo en los últimos meses".

En el Golfo, el canciller de Qatar se dirigió a Teherán para una reunión con su homólogo iraní para discutir el asesinato. El ministro de estado de asuntos exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, Anwar Gargash, pidió calma y un enfoque razonado, lamentando la falta de confianza entre las partes a medida que la situación se intensifica.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, tuvo llamadas telefónicas con Rouhani y el presidente iraquí, Barham Salih, para discutir los acontecimientos.