Las 3 vías que llevan a un mejor futuro del trabajo, según la OIT
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las 3 vías que llevan a un mejor futuro del trabajo, según la OIT

COMPARTIR

···
menu-trigger

Las 3 vías que llevan a un mejor futuro del trabajo, según la OIT

bulletLas mujeres y la inversión en educación deben están en el centro de atención para un futuro adecuado del trabajo.

Leticia Hernández
23/01/2019
Las cifras de trabajo en EU siguen tocando niveles históricos a la baja
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A través de tres vías se podrá llegar a un mejor futuro del trabajo para todos ante los retos de la cuarta revolución industrial, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

De acuerdo con la OIT, esos tres caminos son los siguientes: volver a poner al ser humano al centro con inversiones en su constante aprendizaje; invertir en las instituciones; e igualar oportunidades para las mujeres, expuso Guy Ryder, director general del organismo, quien reiteró la importancia de revigorizar los lazos sociales.

“Viendo los retos enfrente, lo que tenemos que hacer es aprender, dialogar y encontrar soluciones juntos. El estudio presentado por la OIT destaca la importancia de revigorizar el contrato social que busca alcanzar objetivos compartidos poniendo al ser humano al centro de la estrategia”, dijo durante su participación en la mesa 'Finding Future Jobs', celebrada en el marco del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

Ubicar al ser humano al centro de las políticas implica invertir en el aprendizaje de la vida, que es una extensión de la educación establecida en el sistema educativo.

Otra vía de acción es invertir en las instituciones. La transformación del mundo implica cambios en las instituciones y cómo coordinan o regulan. Invertir en áreas que tendrán el potencial de dirigir la economía en el futuro, “no automáticamente pero hay que invertir en economía verde”, dijo el directivo.

Como tercer vía de acceso a un mejor futuro del trabajo, el directivo identificó la necesidad de potencializar las capacidades y oportunidades de niñas y mujeres en el ámbito educativo como laboral.

Se debe revitalizar el contrato social que asegura a los trabajadores una participación justa en el progreso económico, el respeto de sus derechos y la protección de los riesgos a los que se exponen a cambio de su constante contribución a la economía. El diálogo social puede desempeñar un papel fundamental en garantizar la pertinencia de este contrato con miras a afrontar los cambios, si todos los actores del mundo del trabajo intervienen plenamente en él, en particular los muchos millones de trabajadores que están excluidos actualmente”, señala el reporte preparado por la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo que enmarca las celebraciones por su 100 Aniversario.

Actualmente un 20 por ciento de los jóvenes en los mercados emergentes y en desarrollo están desempleados y no acuden a la escuela, destacó Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Pese a varios intentos del organismo internacional para determinar la pérdida de empleos que se tendrán por el cambio disruptivo de la tecnología, de hacer estimados.

“Aún creo que es muy difícil saberlo, nadie lo sabe aún; pero de lo que sí hay seguridad es que ese cambio de tecnificación afecta más a las mujeres que a los hombres en términos generales. Probablemente el 9 por ciento de los empleos de los hombres y el 11 por ciento de los empleos de las mujeres podrán ser desplazados, modificados o totalmente eliminados”, dijo.

Ante ese reto, la directora gerente del FMI expuso que se requiere de una agenda específica para apoyar a las mujeres, esto en todos los países, pero principalmente en los mercados emergentes, que incluya educación, capacitación, apoyo legal y, en general, se requieren mercados laborales más abiertos a la competencia, formas más flexibles de trabajo en la formalidad y menor regulación.