La ‘guerra’ de los sindicatos se detona en el país
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La ‘guerra’ de los sindicatos se detona en el país

COMPARTIR

···

La ‘guerra’ de los sindicatos se detona en el país

La propuesta de una negociación colectiva y la eventual aprobación de una reforma laboral que busca establecer reglas para democratizar la vida sindical detona el conflicto entre la CTM, la CATEM y el Sindicato Minero.

Zenyazen Flores
14/02/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La llegada de un nuevo Gobierno que promueva la negociación colectiva y la eventual aprobación de una reforma laboral que busca establecer reglas para democratizar la vida sindical, detonaron la “guerra” entre la CTM, la CATEM y el Sindicato Minero por defender su base de trabajadores y “arrebatar” afiliados y contratos colectivo a las “viejas” centrales obreras.

Los senadores de Morena y los dirigentes sindicales, Napoleón Gómez Urrutia y Pedro Haces, coincidieron en que se debe terminar con el “charrismo sindical” y la extorsión mediante contratos de protección que, para ellos, están representados en organizaciones como la CTM, CROC y otras que integran el Congreso del Trabajo.

Sin embargo, aún con las coincidencias, los senadores van por caminos paralelos en la búsqueda de trabajadores que agremiar.

Ejemplo de ello, es el contacto que han tenido ambos con el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), por un lado, Martín Esparza, líder del gremio, apoya a Gómez Urrutia, mientras que grupos de trabajadores electricistas han buscado a Haces.

“No estamos compitiendo, somos compañeros de bancada y si en el camino la confederación de él y la nuestra tienen que velar por un bien general, pues ¿Por qué no hacer una alianza estratégica? Pero quiero ser muy preciso, el presidente López Obrador no tiene sindicatos”, dijo Haces, secretario general desde hace siete años de la Confederación Autónoma Nacional de Trabajadores y Empleados de México (CATEM).

Haces aseguró que su meta es ser la central más fuerte del país al final del sexenio. Actualmente tiene 700 sindicatos y 32 federaciones.

“Vamos a sacar del congelador lo que el PRI, la CTM y la CROC tuvieron 70 años, que no permitían que otros llegáramos y que no permitían a nadie irse de su central porque los amenazaban. El sindicalismo estaba en México en fase terminal y hemos venido a darle vida”, indicó.

Gómez Urrutia presentó ayer durante una asamblea constituyente la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT) que, según sus cifras, nace con 150 sindicatos y 10 federaciones, aunque no dio los nombres de los sindicatos que forman la nueva central en la conferencia de prensa posterior.

“Algunos de los que han criticado este esfuerzo son producto de la ignorancia, de los intereses creados, que preferían que el charrismo sindical siga, que siga el chantaje y la represión, porque es lo que les ha dado una serie de privilegios”, dijo.