La era de trasladar empleos fuera de EU ha terminado: Robert Lighthizer
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La era de trasladar empleos fuera de EU ha terminado: Robert Lighthizer

COMPARTIR

···
menu-trigger

La era de trasladar empleos fuera de EU ha terminado: Robert Lighthizer

bulletEl funcionario explicó, en un artículo publicado en NYT, que la pandemia hizo que varios empresarios reflexionaran sobre el comportamiento de llevar líneas de suministro al extranjero.

Héctor Usla
12/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos, expresó mediante un artículo publicado en The New York Times que los tiempos en los que las empresas trasladaban empleos fuera de Estados Unidos han terminado.

El funcionario explicó que la pandemia del coronavirus provocó que varios empresarios reflexionaran sobre el comportamiento de llevar líneas de suministro al extranjero, ya que se exponen a riesgos ‘inaceptables’.

“En las últimas dos décadas, (empresarios) trasladaban su mano de obra a China, Vietnam o Indonesia, lo hicieron para ahorrar costos laborales o para evitar medidas ambientales”, dijo.

Lighthizer comentó que esta estrategia valió la pena en el corto plazo, ya que la mano de obra barata significaba mayores ganancias, pero para Estados Unidos, estos efectos fueron traumáticos.

“Estados Unidos perdió cinco millones de empleos manufactureros. Eso, a su vez, devastó pueblos y contribuyó al colapso de las familias, a una epidemia de opioides y a la desesperación”, detalló.

A modo de ejemplo, Lighthizer enfatizó que acuerdos comerciales como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) provocaron miles de pérdidas de empleos en la industria manufacturera, sin embargo, el representante comercial estadounidense señaló que la actual política gubernamental ya comenzó a provocar cambios en las actitudes comerciales.

“Muchas empresas se han dado cuenta de que llevar su mano de obra fuera de EU crea riesgos que a menudo superan los beneficios. Largas líneas de suministro fluyen a capricho de la política local, así como disturbios laborales y corrupción”, señaló.

Añadió que la nueva política implementada por el presidente Donald Trump se enfocó en renegociar acuerdos comerciales que destruyen el trabajo como el TLCAN y el Acuerdo de Libre Comercio entre los Estados Unidos y Corea, así como en enfrentar las políticas económicas y comerciales depredadoras de China.

“Diversas empresas protestaron porque este cambio de política creó incertidumbre. La respuesta del presidente Trump fue simple, si desean seguridad, traigan sus plantas de regreso a Estados Unidos. Si desean los beneficios de ser una empresa de los Estados Unidos y la protección del sistema legal estadounidense, devuelvan los trabajos”, aseveró.

Lighthizer señaló que actualmente hay varios sectores empresariales que buscan reabrir sus operaciones tras el impacto provocado por el COVID-19, pero que se encuentran ‘rehenes’ de las decisiones tomadas por gobiernos extranjeros sobre si sus proveedores son ‘esenciales’ o no.

“Todos los días hablo con líderes empresariales que ahora reconocen que subestimaron el riesgo en las decisiones de trasladar empleos al extranjero o de depender de la producción de partes pequeñas pero cruciales en un país lejano y a menudo inestable”, destacó.