La desconfianza hacia las Afores prevalece e inhibe el ahorro para el retiro: Consar
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La desconfianza hacia las Afores prevalece e inhibe el ahorro para el retiro: Consar

COMPARTIR

···

La desconfianza hacia las Afores prevalece e inhibe el ahorro para el retiro: Consar

Los ahorradores mexicanos aún no toman de conciencia respecto a la necesidad de tomar acciones complementarias de ahorro voluntario para elevar el monto de su cuenta individual para el retiro.

Clara Zepeda
18/06/2018
Actualización 18/06/2018 - 11:57
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO.- Los trabajadores que ahorran para su retiro en una Afore están conscientes de que no les alcanzará su pensión para solventar su vejez y, aun así, el retiro sigue generando entre los mexicanos sentimientos de incomodidad e incertidumbre que provocan que pospongan y no emprendan las acciones necesarias de ahorro, afirmó la Comisión del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

De acuerdo con la investigación “¿Qué saben los mexicanos del tema del retiro?”, realizada por la Comisión que preside Carlos Ramírez, entre los mexicanos ha crecido la visión de que el ahorro en la cuenta Afore será insuficiente dado los bajos niveles de ahorro.

“No obstante, no se aprecia aún una toma de conciencia respecto a la necesidad de tomar acciones para complementar el ahorro de la cuenta individual. Y, aunado a lo anterior, el retiro sigue generando entre los mexicanos sentimientos de incomodidad e incertidumbre que provocan que pospongamos y no emprendamos las acciones necesarias de ahorro”, sentenció.

Entre los hallazgos relevantes de los últimos años, destacó la Consar, es el hecho de que los trabajadores que tienen una Afore, ven el dinero depositado en las cuentas individuales como de su propiedad. Si bien pareciera obvio, dijo, este hecho refuerza uno de las grandes ventajas del actual sistema de pensiones sobre el anterior sistema: la propiedad indisputable de la cuenta individual.

Sin embargo, el hecho de que persistan todavía casi 20 millones de cuentas no registradas (asignadas o en prestadora de servicios) refiere el gran reto por delante para “empoderar” a todos los ahorradores respecto a los beneficios de su cuenta individual.

Un cierto grado de desconfianza general hacia las instituciones financieras y, en particular, hacia las Afores prevalece e inhibe la toma de acciones de muchos ahorradores.

Para muchos mexicanos sigue sin existir indicadores visibles del retiro. La atención está puesta en lo urgente y poco en el largo plazo. Adicionalmente, prevalece la idea de que la recompensa inmediata es más atractiva que la misma recompensa (o una mejor) en el futuro.

Y es que, sentenció la Consar, “muchos mexicanos dicen haber reflexionado sobre la importancia del retiro, pero hay evidencia en todas las investigaciones de que ‘del dicho al hecho hay mucho trecho’. En la práctica, algo que se repite en todas las encuestas es que los mexicanos estamos tomando escasas acciones concretas para prepararnos”.

En tanto, reconoce la Comisión, si bien existe interés por parte de los ‘millennials’ para prepararse para su jubilación, su previsión del futuro no se ve reflejada en acciones concretas y se queda un tanto en el discurso. Dicha generación está consciente que el ahorro debe iniciar a edades más tempranas, aunque el ahorro de largo plazo no es parte de sus prioridades.

En México, como en muchas partes del mundo, se subestima la esperanza de vida, pues asumen que vivirán menos años de lo que ocurre en la realidad. Por ello no sorprende que todavía un mexicano vea los 60 años como meta para el retiro, siendo que las tendencias demográficas del país apuntan a que la edad de los 65 tiende a quedarse corta.

Así, un segmento relevante considera que será su negocio u otro ahorro el que lo apoyará, si bien la evidencia empírica al respecto refiere que un porcentaje muy bajo de mexicanos llega a los 65 años con un ahorro adicional o un negocio.

Por último, y no menos importante, un elevado porcentaje de trabajadores independientes e informales han escuchado hablar de las Afores, pero no conocen su funcionamiento, ni la posibilidad que existe de ahorrar en éstas.

Esto último denota que las Afores han hecho pocos o nulos esfuerzos por reclutar clientes entre los trabajadores independientes y cuenta propia del país, reprochó la Consar.