Economía

IP se une por Texcoco

Luego de la cancelación del NAIM en ese lugar, líderes empresariales del país advirtieron que usarán vías legales para defender el proyecto.

Tras el anuncio de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), líderes empresariales de todos los sectores productivos criticaron ayer la actuación del gobierno entrante e incluso aseguraron que usarán vías legales para defender al proyecto.

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), aseguró que dicha cancelación es un despilfarro de recursos públicos y que traerá consecuencias aún no cuantificadas para la economía nacional

"Tendrá el gobierno de transición, una vez que sea gobierno, que aclarar cómo se finiquitarán los contratos con costo al patrimonio de la nación". Según el líder empresarial, quedará pendiente además la construcción de las dos pistas en Santa Lucía y los puentes de conexión con los otros dos aeropuertos.

Aclaró que los contratos no son canjeables para obras en otra ubicación que no sea la establecida en los mismos. Por lo que el gobierno de López Obrador deberá hacer nuevas licitaciones para no violar la ley de obras públicas.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, aseguró que la decisión de AMLO fue errónea y que comenzarán a analizar la posibilidad de impugnar la decisión legalmente.

"Vamos a empezar a analizar los distintos escenarios legales, para determinar si es susceptible de ser impugnada la decisión legalmente", dijo de Hoyos en entrevista con El Financiero Bloomberg.

Adicionalmente, criticó que la decisión tomada a partir de la consulta es contraria a los tres postulados éticos que ha ofrecido cumplir el Presidente electo, que son no mentir, no traicionar y no robar. "Miente quien primero nos dijo que la obra se podría concluir con recursos privados y hoy ha cambiado de decisión", dijo. "Además, es un robo para el patrimonio de todos los mexicanos el despilfarro de los recursos públicos ya invertidos en Texcoco".

Sin hub

Alejandro Ramírez, presidente del Consejo Mexicano de Negocios, anticipó que además de la complejidad de operar tres aeropuertos en el Valle de México, la cancelación del NAIM significa "la pérdida de la oportunidad de que México tenga un verdadero hub aéreo", que será aprovechado por las terminales de Dallas, Texas, y Miami, Florida.

Para la presidenta de la Cámara Americana de Comercio de México, Mónica Flores, con esta decisión se pierde la oportunidad de generar nuevos empleos.

Por su parte, José Manuel López Campos, presidente de la Concanaco-Servytur, expresó que las afectaciones de movilidad, el alza en el costo de servicios y de las horas-hombre, y un impacto en la recepción de turistas, son algunas de las consecuencias.