IP se queda con 'sabor agridulce' sobre protocolo modificatorio del T-MEC: Moisés Kalach
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

IP se queda con 'sabor agridulce' sobre protocolo modificatorio del T-MEC: Moisés Kalach

COMPARTIR

···
menu-trigger

IP se queda con 'sabor agridulce' sobre protocolo modificatorio del T-MEC: Moisés Kalach

bulletMoisés Kalach, coordinador de la estrategia bilateral México-Estados Unidos del Consejo Coordinador Empresarial, dijo en entrevista para La Silla Roja, que preocupa el requerimiento en materia de acero.

Redacción
15/12/2019
Actualización 16/12/2019 - 6:29
El Financiero Bloomberg TV
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La firma del protocolo modificatorio del T-MEC dejó un sabor ‘dulce, con un toque agrio’ a la iniciativa provada, ya que, aunque el resultado es benéfico para México, hay temas como el del acero que resultan inquietantes, señaló Moisés Kalach, coordinador de la estrategia bilateral México-Estados Unidos del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), en entrevista con El Financiero Bloomberg.

“Hay cosas como en cualquier negociación que no necesariamente salen como uno quisiera, por ejemplo, nos preocupa que en el sector automotriz con la integración de la parte del acero se da ‘un paso hacia atrás’ en las materias primas, algo que hoy sabemos que no se puede cumplir, porque es algo muy difícil, a pesar de tener un periodo de transición de siete años, no son inversiones menores”, destacó Kalach.

Lo que se específica ahora, dijo, es que la fundición y el procesamiento de las materias primas del acero se deben realizar en América del Norte, con lo que se da un paso hacia atrás en la cadena abasto, ahora la pregunta para nosotros es “¿cómo hacemos que ese abasto sea en México?”.

Mencionó que se tendrán que integrar algunas cadenas de valor hacia atrás, ya sea de grupos mexicanos o de extranjeros establecidos en México. Pero ellos no corren ningún riesgo, porque pueden traerlo de Estados Unidos o de Canadá, y ya podrían cubrir la regla de origen, “o sea, más que subir su exigencia a la regla de origen, lo que trata de hacer es fomentar el consumo de acero canadiense y americano”.

Kalach sugirió que esta fue una exigencia del negociador Robert Lighthizer, muy cercano a los acereros.

“No creo que vayamos a dejar de exportar ni autopartes ni autos, seguirá creciendo, no a un ritmo tan acelerado como en los últimos 20 años, pero no vemos un riesgo para la cadena de abasto”, detalló.

Kalach indicó que en la última etapa del protocolo modificatorio del T-MEC se desperdició el conocimiento del Cuarto de Junto, un órgano de la iniciativa privada que acompañó las negociaciones.

"En la etapa final no tuvimos ningún contacto con el Gobierno. Se desperdició el conocimiento del Cuarto de Junto ", indicó .

"Honestamente nos duele porque nos hubieran consultado o los hubiéramos podido ayudar . En esa ultima parte que no nos consultaron hay partes que no nos gustan ", detalló.