Inversión registra en junio su mayor caída desde 2010
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Inversión registra en junio su mayor caída desde 2010

COMPARTIR

···

Inversión registra en junio su mayor caída desde 2010

La inversión cayó de 7.4% en junio derivado de una contracción en los dos grandes rubros del gasto productivo: la construcción y la maquinaria y equipo.

Héctor Usla
06/09/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La inversión productiva en México registró una contracción de 7.4 por ciento a tasa anual durante junio, lo que representó la mayor caída para este indicador desde noviembre de 2010, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Para Juan Manuel Chaparro Romero, presidente del fomento industrial de la Canacintra, el estancamiento que presenta la economía mexicana se debe, en gran medida, a la ausencia notoria de nuevas y mayores inversiones públicas, aunadas a suspensiones o cancelaciones de obras magnas por parte del Gobierno federal y a una alta incidencia de actos de inseguridad.

El dato negativo de la Inversión Fija Bruta (IFB) se derivó de una contracción en los dos grandes rubros del gasto productivo de nuestro país, la construcción y la maquinaria y equipo.

Por una parte, la construcción reportó un retroceso anual de 4.5 por ciento, lo que representó la quinta caída consecutiva para este componente.

Al interior del sector se observó que la construcción residencial descendió 4.84 por ciento a tasa anual, mientras que la no residencial (obras petroleras y telecomunicaciones) disminuyó en 3.18 por ciento.

A su vez, el gasto en maquinaria y equipo acumuló su octava baja consecutiva, al reflejar una contracción de 11 por ciento anual, su mayor retroceso desde 2010.

De manera desagregada, las inversiones en maquinaria y equipo de origen nacional cayeron 4 por ciento, mientras que las importadas retrocedieron 16.8 por ciento.

Para que la inversión pública y privada se conviertan en el detonador de crecimiento para el segundo semestre del año, José Antonio Hernández Balbuena, gerente del Centro de Estudios Económicos de la Construcción (Ceesco), consideró como puntos esenciales e indispensables que se generen las condiciones de impulso productivo estimulando el financiamiento y reduciendo gradualmente las tasas de interés.

“Por su efecto multiplicador sobre la actividad económica nacional, la industria de la construcción no debe detenerse, ya que este sector consume bienes y servicios del 70 por ciento de las ramas productivas del país y es un gran generador de empleo”, puntualizó el directivo del Ceesco.

El balance semestral reflejó una contracción de 4.07 por ciento para la inversión. Para encontrar una caída mayor hay que remontarse a 2009, año en el que la crisis económica y financiera contagió a México y al mundo, lo que derivó que este indicador descendiera 12.67 por ciento durante el periodo enero-junio de aquel año.

A su vez, el consumo de los hogares mexicanos reportó un repunte de 1.31 por ciento a tasa anual durante junio, impulsado principalmente por el crecimiento de 1.6 por ciento que mostró el consumo de bienes y servicios de origen nacional.

En contraste, el consumo de bienes importados cayó 1.15 por ciento en comparación de junio de 2018, por lo que rompió una racha de dos meses consecutivos de avances.

Durante el periodo de enero-junio del presente año, el consumo aumentó 0.9 por ciento, por lo que su ubicó como la primera mitad del año más débil desde 2009.

El Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (IMCPMI) mide el comportamiento del gasto realizado por los hogares en bienes y servicios de consumo, tanto de origen nacional como importado, permitiendo con ello dar seguimiento de forma mensual al componente más significativo del PIB por el lado de la demanda.