menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Inversión pública en infraestructura seguirá limitada, adelanta Hacienda

COMPARTIR

···
menu-trigger

Inversión pública en infraestructura seguirá limitada, adelanta Hacienda

bulletNo hay mucho margen en el gobierno para incrementar la inversión, ya que la mayor parte del gasto está comprometido, dijo José de Luna Martínez, titular de la Unidad de Crédito.

Jassiel Valdelamar
22/11/2019
"La inversión del gobierno seguirá siendo limitada, porque no tenemos recursos", dijo el funcionario.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los recursos limitados del gobierno aunado a una política de no endeudamiento seguirá lastrando la inversión pública en infraestructura, lo que a su vez se verá reflejado en las tasas de crecimiento del país, dijo este viernes José de Luna Martínez, titular de la Unidad de Crédito de la Secretaría de Hacienda.

Durante su participación en el IMEF Business Summit 2019, que se lleva a cabo en la ciudad de Cancún, Quintana Roo, Luna Martínez comentó que no hay mucho margen en el gobierno para incrementar la inversión, ya que la mayor parte del gasto está comprometido.

“La inversión del gobierno seguirá siendo limitada, porque no tenemos recursos y porque realmente el motor de nuestra economía debe ser la inversión privada, tanto nacional como extranjera. El rol del gobierno es más ser un facilitador de esta inversión, es más proveer garantías, ayudar a mitigar riesgos y regular el mercado cuando sea necesario”, indicó.

Reconoció que parte del freno en el crecimiento económico del país es la parte de inversión, la cual se debería incrementar de manera sustancial en infraestructura, específicamente en puertos, aeropuertos, carreteras, telecomunicaciones y energía.

“Nuestro país está gastando muy poco en el sector, eso se refleja en las bajas tasas de crecimiento”, comentó el funcionario, destacando que no es momento para incrementar la deuda y que se comprometa la estabilidad macroeconómica.

“No hay espacio para incrementarla, digamos a 50 por ciento, eso implica que entramos a un umbral muy peligroso, donde primero perderíamos la calificación y, además, estaríamos poniendo en riesgo las finanzas públicas”, advirtió.