Prolonga su debilidad la inversión
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Prolonga su debilidad la inversión

COMPARTIR

···
menu-trigger

Prolonga su debilidad la inversión

bulletLa Inversión Fija Bruta retrocedió 8.67 por ciento en octubre debido al descenso de dos claves en este rubro: la construcción y la maquinaria y equipo, según el Inegi.

Cristian Téllez
13/01/2020
Actualización 14/01/2020 - 4:50
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La inversión de maquinaria y equipo de construcción en México registró un mayor deterioro durante octubre y los analistas descartan una recuperación en el corto plazo, lo que implica una mala señal para el crecimiento económico.

El indicador de la Inversión Fija Bruta (IFB) presentó una caída 8.67 por ciento anual durante octubre del año pasado, su mayor caída desde julio pasado y sumó nueve meses en terreno negativo, de acuerdo con datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El índice se ubicó en 99.4 puntos, el más bajo desde principios de 2014.

En las cifras acumuladas hasta octubre reportó un retroceso de 5.24 por ciento, lo que representó su caída más pronunciada desde el 2009.

El indicador se encarga de proporcionar información sobre el comportamiento de la inversión en el corto plazo sobre la maquinaria y equipo de origen nacional e importado, así como los de construcción.

“La inversión es un indicador relevante para cualquier economía, pues representa uno de los principales determinantes del crecimiento económico a largo plazo. Al mostrar México contracciones de la inversión, pronostica que el crecimiento económico de largo plazo será limitado”, señaló Banco Base en un comunicado.

La ‘mala racha’ de la Inversión Fija Bruta (IFB) se derivó de una contracción en los dos grandes rubros del gasto productivo de nuestro país: la construcción y la maquinaria y equipo.

Entre los factores que los analistas atribuyen a la debilidad de la inversión están el deterioro en la confianza empresarial, la contracción del gasto en infraestructura por parte del gobierno, y a la política monetaria, ya que la tasa de referencia se encuentra por arriba de niveles neutros, lo que desincentiva el gasto productivo.

Alejandro Saldaña, subdirector de análisis económico de Grupo financiero Ve por más, indicó que “una menor ejecución en el gasto público y la curva de aprendizaje de los nuevos funcionarios estuvo relacionado con los recortes al gasto y esto afectó la tasa de inversión, sobre todo a la pública”.

Agregó que “hubo un entorno de incertidumbre generalizada tanto interna y externa junto con las tasas de interés relativamente altas, lo que desincentivó la parte de la inversión privada”.

Alberto Ramos, economista para América Latina de Goldman Sachs, indicó en un reporte que las restricciones fiscales, las altas tasas de interés reales, las condiciones financieras internas más exigentes, así como una perspectiva general mediocre para la demanda interna, son factores que seguirán en contra del gasto en inversión.

De manera desagregada, se observó que la construcción reportó en agosto un retroceso anual de 8 por ciento, lo que representó la octava caída consecutiva para este componente, y su mayor baja en cinco meses.

Al interior del sector, se mostró que la construcción residencial cayó 5.9 por ciento a tasa anual, mientras que la no residencial (obras petroleras y telecomunicaciones) disminuyó en 9.4 por ciento en su comparación anual.

A su vez, el gasto en maquinaria y equipo acumuló su novena caída consecutiva, al reflejar una contracción de 9.5 por ciento anual.

El estudio mensual del Inegi reveló que las inversiones en maquinaria y equipo de origen nacional cayeron 6.61 por ciento, mientras que las procedentes del exterior retrocedieron 11.1 por ciento.

“El impacto de factores temporales en el sector automotriz —incluyendo la huelga de General Motors en Estados Unidos, además del paro planeado por mantenimiento en plantas de Ford y Volkswagen— también ayuda a explicar el resultado”, destacaron analistas de Banorte.

En la variación mensual, el gasto en inversión acumuló su segunda caída consecutiva, al reflejar un retroceso de 1.46 por ciento respecto a septiembre, la mayor desde mayo de 2019. Al interior, la construcción y la maquinaria y equipo disminuyeron en 1.7 y 1.8 por ciento, respectivamente.

“La inversión es un indicador relevante para cualquier economía, pues representa uno de los principales determinantes del crecimiento económico a largo plazo. Al mostrar México contracciones de la inversión, pronostica que el crecimiento económico de largo plazo será limitado”, señaló Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base.

Los expertos señalaron que hacia adelante el horizonte para la IFB tiene un camino complicado, pero podría recuperarse si se concretan varios proyectos por parte del gobierno.

“Se hicieron varios anuncios en el año pasado, por ejemplo, la primera fase del plan en infraestructura del sector privado, me parece que como se vayan detonando estos tipos de proyectos de construcción se podría beneficiar al sector, pero nos mantenemos positivos de manera cautelosa”, mencionó Janneth Quiroz, subdirectora de análisis económico de Monex.

“Aun no contamos con señales de recuperación de la inversión en el corto plazo. A pesar de lo anterior, seguimos más positivos sobre el panorama para 2020”, indicaron analistas de Banorte.

Especial