Economía

Inversión extranjera cayó 42% a nivel global; México, de los países menos afectados

El Monitor de Tendencias de Inversión Mundial de la UNCTAD informó que México recibió alrededor de 31 mil millones de dólares en 2020.

La pandemia del COVID-19 provocó que los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) se desplomaran 42 por ciento a nivel global durante 2020, según datos de La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

La dependencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) detalló que las inversiones foráneas ascendieron a 859 mil millones de dólares en 2020, cifra muy por debajo de los 1.5 billones de dólares observados en 2019.

Este desplome a nivel mundial afectó más a los países desarrollados, ya que en el caso de México, la UNCTAD estima una contracción anual de 8 por ciento, lo que ubicó al país entre las naciones menos afectadas.


El Monitor de Tendencias de Inversión Mundial de la UNCTAD informó que México recibió alrededor de 31 mil millones de dólares en 2020, y consideró que el sector más afectado fue el automotriz, ya que sufrió una contracción de 44 por ciento en la captación de flujos foráneos.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía, las industrias vinculadas con el transporte aportan alrededor del 12 por ciento de la IED que ingresa al país.

Otro factor que afectó a este indicador fue la venta de la participación del 40 por ciento de la constructora mexicana IDEAL a un consorcio canadiense por una cifra superior a los dos mil 600 millones de dólares.

La Secretaría de Economía revelará los datos desagregados y detallados de captación de IED de 2020 en febrero.

De confirmarse esta cifra, el ingreso de inversiones foráneas sería el más bajo para el país desde 2017, año en el se captaron 29 mil 695 millones de dólares, en cifras preliminares.

México fue el integrante del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que sufrió menos, ya que la IED en la región de Norteamérica reportó una disminución promedio de 46 por ciento a tasa anual, debido a las contracciones observadas en Estados Unidos (-49 por ciento) y Canadá (-39 por ciento).

Las economías desarrolladas registraron una menor entrada de capitales foráneos por 69 por ciento, mientras que los países en vías de desarrollo reportaron una reducción de 12 por ciento.

A pesar de la tendencia negativa a nivel global, hubo dos países que se cocinaron aparte, ya que la India y China lograron incrementar sus inversiones extranjeras en 13 y 4 por ciento, respectivamente.

Por otra parte, la UNCTAD prevé que los riesgos relacionados con la última ola de la pandemia, el ritmo de implementación de los programas de vacunación, los paquetes de apoyo económico, las frágiles situaciones macroeconómicas en los principales mercados emergentes y la incertidumbre sobre el entorno político mundial seguirán afectando a la IED en 2021.

Te puede interesar: