Inflación de abril se ubica en 2.15%, su nivel más bajo desde diciembre de 2015
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Inflación de abril se ubica en 2.15%, su nivel más bajo desde diciembre de 2015

COMPARTIR

···
menu-trigger

Inflación de abril se ubica en 2.15%, su nivel más bajo desde diciembre de 2015

bulletEl dato fue menor a lo estimado por analistas consultados por Bloomberg, quienes preveían que tuviese una variación de 2.14% a tasa anual.

Cristian Téllez
07/05/2020
Actualización 08/05/2020 - 4:50
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los precios al consumidor en México registraron en abril una baja histórica, ante la caída en los precios de los energéticos y por los efectos del COVID-19.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó una variación de 2.15 por ciento a tasa anual durante abril, informó el jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este dato representó su nivel más bajo desde diciembre de 2015, donde se ubicó en 2.13 por ciento anual.

Además, fue menor a lo estimado por analistas consultados por Bloomberg, quienes esperaban que el índice tuviese una variación de 2.14 por ciento a tasa anual.

De esta forma, la inflación está dentro del rango objetivo fijado por el Banco de México (3 por ciento, +/- un punto porcentual).

Por su parte, el índice de precios de la canasta básica mostró una reducción mensual de 2.35 por ciento.

“Los efectos de la pandemia del COVID-19 sobre los precios continuaron más notablemente en menores precios de gasolina y de servicios relacionados con el turismo, así como en mayores precios de algunos productos alimenticios”, indicaron analistas de Citibanamex.

El índice de precios subyacente, que es aquel que excluye de su contabilidad los productos de alta volatilidad de precios, tuvo una variación de 3.5 por ciento anual, lo que representó su nivel más bajo desde diciembre de 2016.

En su interior, la variación anual del índice de precios subyacente resultó del descenso en los precios de los servicios, a 2.84 por ciento.

El alza en los precios de las mercancías fue de 4.11 por ciento a tasa anual, la mayor desde abril de 2018, cuando se ubicó en 4.35 por ciento.

En tanto, la balanza no subyacente, que contabiliza los productos que presentan una alta volatilidad en sus precios, como lo son los productos agrícolas o lo combustibles, registró su primera deflación de 1.96 por ciento, es decir desde 1983.

De manera desagregada, los precios de los productos agropecuarios se ubicaron en 8.52 por ciento, mientras que los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno presentaron una deflación de 9.35 por ciento, esto respecto al mismo periodo del año pasado.

En tasa mensual, el índice tuvo una variación negativa de 1.01 por ciento durante abril, lo que representó su nivel más bajo desde que hay datos disponibles, es decir desde 1969.

En tanto, la inflación al productor fue de 3.07 por ciento anual en el cuarto mes del año, su nivel más alto desde abril de 2019.

“A pesar de que esta dinámica se puede explicar en buena medida por los efectos directos y/o indirectos de la pandemia en algunos bienes y servicios, esperamos que la inflación continúe limitada en el corto plazo”, indicaron analistas de Banorte.

Los productos que tuvieron mayor incidencia a la baja en el índice inflacionario fueron la gasolina de bajo octanaje, con 17.35 por ciento, el jitomate (31.33), electricidad (12.24), gasolina de alto octanaje (15.89) y el tomate verde (33.30).

Por el contrario, los productos que más aumentaron y tuvieron más impacto fueron el huevo (112.37), chile serrano (34.15), la cerveza (2.66) y el azúcar (8.97).