Inegi revisa a la baja crecimiento de México en el tercer trimestre, y queda en 0.01%
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Inegi revisa a la baja crecimiento de México en el tercer trimestre, y queda en 0.01%

COMPARTIR

···
menu-trigger

Inegi revisa a la baja crecimiento de México en el tercer trimestre, y queda en 0.01%

bulletUn ajuste en el sector servicios, principal motor económico del país, provocó la revisión, de acuerdo con los datos del instituto.

Diego Caso
25/11/2019
Actualización 25/11/2019 - 6:57
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México del tercer trimestre del año fue revisado a la baja, con lo que el dato quedó en un avance de 0.01 por ciento frente al trimestre anterior, de acuerdo con datos desestacionalizados, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato revisado corresponde al informado a finales de octubre, cuando el Inegi en su estimación oportuna indicó que el PIB había crecido 0.1 por ciento en el periodo julio-septiembre.

El ajuste a la baja se dio principalmente en la revisión del sector terciario (servicios), principal componente de la economía mexicana, el cual pasó de 0.1 a 0.0 por ciento.

Las actividades secundarias (industria) se mantuvieron sin cambios, con una contracción de 0.1 por ciento.

Y las actividades primarias (agricultura, ganadería, entre otras) fueron revisadas a la baja, de un avance de 3.5 a 3.3 por ciento.

Las actividades del campo contribuyeron con el 3.1 por ciento de la economía nacional durante el tercer trimestre del año.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo, después de que se diera a conocer la estimación oportuna del PIB en octubre, que los datos registrados sobre el crecimiento económico eran producto de la reorganización que el Gobierno realizaba en sus egresos.

“¿Por qué lo del crecimiento escaso? Porque estamos poniendo orden, ya no es gastar por gastar, no es otorgar contratos a diestra y siniestra”, dijo el 1 de noviembre.

Y el 19 de noviembre el mandatario reconoció que la economía nacional necesitaba ‘una sacudida’ como lo sugirió el empresario Carlos Slim.

"Lo que dijo lo suscribo (porque) es importante que todos participemos. En el caso de Carlos Slim, es de reconocerse porque está invirtiendo (...) Si estuviese mal la economía, no invierte o invierte en otros países", apuntó.

Al respecto, se prevé la presentación del Plan Nacional de Infraestructura este martes, documento que será clave para reactivar una economía que actualmente está estancada.

Felipe Hernández, economista de Bloomberg Economics para Latinoamérica, dijo que la actividad simplemente no está creciendo y que siguen obteniendo más evidencia de que el consumo y la demanda de los hogares siguen perdiendo impulso.

Agregó que tomar los servicios como un indicador de la demanda de los hogares solía ser una fuente de crecimiento positivo, pero se ha reducido a cero.

En su comparativa anual, es decir frente al mismo trimestre de 2018, el PIB tuvo una contracción de 0.2 por ciento, luego de ser revisado el dato informado el mes pasado de 0.4 por ciento.

La caída de la economía mexicana en su comparativa anual es la primera desde el cuarto trimestre de 2009, cuando la economía padecía los estragos de la crisis que inició un año antes.

La contracción se debió en gran medida por el descenso en el sector industrial (secundario), que cayó 1.5 por ciento anual, y el casi nulo avance de 0.1 por ciento del sector servicios.

Las actividades primarias (agricultura, ganadería, entre otras) crecieron 5.4 por ciento.

En los trimestres anteriores, en su comparación anual, el PIB registró las siguientes variaciones: +0.3 por ciento en el segundo trimestre, y +0.1 por ciento en el primero .

En su columna del 1 de noviembre, Enrique Quintana, director general editorial de El Financiero, explicó que la economía mexicana actualmente tiene un freno, pero no está en crisis.

“Con todo y que en estos primeros nueve meses de 2019 tengamos cero crecimiento del PIB, esa circunstancia no es comparable con lo que pasó en 2008-2009, cuando la economía llegó a caer en 7.3 por ciento durante la primera mitad del año. Al comenzar el sexenio de Fox hubo una época de freno de la economía, muy prolongada, por cierto, pues hubo 5 trimestres consecutivos con caídas económicas a tasa anual. El punto más crítico fue el primer trimestre de 2002, cuando el PIB cayó en 3 por ciento. De la caída de 1994-95, ya ni hablar, pues tuvimos nueve meses con caídas de alrededor de 6 por ciento.

Hasta ahora al menos, esta etapa de baja actividad económica por la que estamos atravesando es más ‘benigna’, pues el peor resultado (a tasa anual) es la caída de 0.4 por ciento del tercer trimestre de este año”.

Y en su columna del 22 de noviembre escribió ‘Seis sugerencias para reactivar el crecimiento’, en el que destacan el reactivar la inversión; los proyectos de infraestructura; la ratificación del T-MEC; más recortes en las tasas de Banxico; restablecimiento de los ‘farmouts’ para Pemex, y acelerar los pagos del sector público.

Con información de Héctor Usla y Bloomberg