Economía

Industriales piden que norma de etiquetados no se aplique por coronavirus

Con esta norma se busca que los consumidores tengan mayor información sobre lo que están consumiendo y así cuidar su salud.

Los industriales nacionales consideran que las circunstancias actuales que enfrenta el sector y en conjunto la economía del país por la epidemia del COVID-19 hace difícil y significa una gran inversión el cumplir con la modificación a la norma oficial sobre el etiquetado frontal para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados, argumenta la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Por estas razones, la Canacintra pide al gobierno que no se implemente la nueva norma de etiquetados, la cual se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) este viernes por la tarde.

"Ante la inminente publicación de la NOM-05, hacemos un llamado para NO implementar regulaciones que tendrían un impacto económico negativo en el sector empresarial. La implementación de esta norma implica inversiones millonarias que deberán realizar las empresas de nuestro país para cumplir con dicha regulación en plazos que son inviables en medio de una pandemia que nos ha forzado a tomar medidas extraordinarias para superarla. Implicaría un alto impacto en costos y recursos con los que no contamos en estos momentos", señaló el organismo en un comunicado.

Para la Canacintra, es importante desarrollar política públicas a favor del bienestar de los mexicanos, y le piden a todas las autoridades analizar en conjunto el impacto que tendrá en el sector productivo que integran las pequeñas y medianas empresas del país.

De acuerdo con la NOM-051 publicada en la edición vespertina del DOF, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) deberá emitir antes del 1 de octubre de 2020 los lineamientos para el registro y reconocimiento de organizaciones o asociaciones profesionales que puedan emitir sellos o leyendas de recomendación para alimentos y bebidas no alcohólicas, y así dar cumplimiento a lo establecido en la norma.

Con la norma se busca que los consumidores tengan mayor información sobre lo que están consumiendo, esto debido a que el consumo en exceso de ciertos productos provoca, entre otras enfermedades, diabetes y obesidad, las cuales forman parte de los padecimientos que vuelven más vulnerables a las personas por el nuevo coronavirus.

Dentro de los 180 días naturales después de su publicación este 26 de marzo, la Secretaría de Economía y la Secretaría de Salud determinarán conjuntamente, y en el ámbito de sus respectivas competencias, los indicadores apropiados con datos cuantitativos o cualitativos que permitan evaluar y soportar técnicamente los resultados en la implementación de esta modificación.