Economía

¿Impactará el paquete de ayuda COVID de Biden en la inflación mexicana? Esto prevé Banxico

El gobernador del Banco central dijo a Bloomerg que evaluará cómo está reaccionando la inflación a medida que los inversores modifican sus carteras ante la llegada del estímulo estadounidense por 1.9 bdd.

El estímulo estadounidense y el aumento de los rendimientos han provocado un reajuste en los mercados con un impacto aún poco claro en la inflación y el crecimiento, dijo el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, antes de una decisión clave de tasas a finales de este mes.

Las curvas de rendimiento de los bonos de México se desempeñaron favorablemente durante la pandemia en comparación con los mercados emergentes, dijo el jueves Díaz de León en la Convención Nacional Bancaria.

En una entrevista posterior con Bloomberg News, agregó que el Banco central evaluará cómo está reaccionando la inflación a medida que los inversores modifiquen sus carteras ante la llegada del estímulo estadounidense.

"Estamos en proceso de digestión", dijo Díaz de León por teléfono. "Es parte de lo que estaremos evaluando, junto con una reevaluación del proceso inflacionario y los factores detrás de él", detalló.

El Banco central, conocido como Banxico, enfrenta un camino más estrecho para recortar las tasas nuevamente en su reunión del 25 de marzo después de reanudar la flexibilización a principios del mes pasado con una reducción de un cuarto de punto al 4 por ciento, la más baja en casi cinco años. La inflación se aceleró a un máximo de cuatro meses de 3.76 por ciento en febrero, impulsada por el aumento de los costos del combustible, y el Banco central espera que los precios al consumidor aumenten por encima de su techo objetivo de 4 por ciento durante el segundo trimestre antes de desacelerarse a 3.6 por ciento a fin de año.

Banxico ha recortado las tasas 12 veces desde agosto de 2019 en un total de 4.25 puntos porcentuales, brindando un estímulo monetario a una economía que en 2020 registró su peor contracción en casi un siglo. El presidente Andrés Manuel López Obrador, por el contrario, se ha negado a endeudarse para impulsar el gasto, limitando cualquier expansión fiscal significativa.

La derrota de los bonos del gobierno de Estados Unidos a más largo plazo se aceleró en las últimas semanas a medida que la acelerada campaña de vacunación y el avance del plan de estímulo hacia su finalización impulsaron las apuestas por una recuperación económica en el vecino norte de México. Las tasas de los bonos del Tesoro a 10 años están en casi 1.63 por ciento, subiendo a niveles previos a la pandemia, en medio de expectativas de una inflación más rápida.


Díaz de León, de 51 años, indicó que el impacto incierto del plan de estímulo de 1.9 billones de dólares aprobado en Estados Unidos la semana pasada explica la volatilidad reciente del mercado. La trayectoria de la inflación de México dependería de cómo se comporta la demanda estadounidense y su efecto en los precios mundiales del petróleo, dijo, y agregó que la economía continúa teniendo una holgura significativa.

"Todavía estamos en un nivel de brecha de producción negativa. Esperamos que el resto de este ajuste siga sucediendo de manera ordenada", detalló el gobernador de Banxico y añadió que la reciente marea del mercado también podría retroceder en parte.

Analistas no tienen 'toda la película'

La decisión unánime de recorte de tasas del mes pasado tomó por sorpresa a algunos observadores de Banxico, ya que varios economistas esperaban un voto dividido por parte de la junta de cinco miembros. Sin dar pistas sobre movimientos futuros, Díaz de León dijo que los analistas no tienen "toda la película" para revisar, como lo hace el directorio del banco.

"Ni los mercados ni los analistas tienen el conjunto de información y pronósticos que tenemos frente a nosotros", dijo.

El funcionario educado en Yale, cuyo mandato finaliza a fin de año, declinó comentar sobre su futuro en la institución donde inició su carrera hace 30 años. Será hasta López Obrador si debía nominar de nuevo, o recurrir a un nuevo candidato.

Con respecto a la reciente depreciación del peso, Díaz de León dijo que la moneda de libre flotación había sido un importante "amortiguador" el año pasado, antes de que se produjera una recuperación. La moneda mexicana el 8 de marzo cayó a su nivel más bajo desde octubre frente al dólar, antes de recuperar parte de las pérdidas.

"No es solo el último dato o los últimos datos, es todo el proceso que tratamos de incorporar en la conducción de la política monetaria", señaló Díaz de León.

Con la asistencia de Max De Haldevang.