Economía

IMEF reduce de 1.4% a 1.2% crecimiento económico para México en 2019

La Encuesta Mensual de Estudios Económicos del IMEF de junio argumentó que la economía mexicana enfrenta un panorama complejo y de elevada incertidumbre.

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) ajustó a la baja sus perspectivas de crecimiento para la economía mexicana en 2019, al pasar de 1.4 por ciento a 1.2 por ciento.

La Encuesta Mensual de Estudios Económicos del IMEF del mes de junio argumentó que la economía mexicana enfrenta un panorama complejo y de elevada incertidumbre, lo que produjo una revisión a la baja en las perspectivas de crecimiento para el presente año.

El presidente nacional del IMEF, Fernando López Macari reiteró la relevancia de generar confianza para que el sector privado active y reactive sus proyectos de inversión.

"Reconocemos que la creación del Consejo Nacional para el Fomento a la Inversión, el Empleo y Crecimiento Económico y el acuerdo con el Consejo Coordinador Empresarial son pasos en la dirección correcta, no obstante, consideramos que sería deseable que nuestro presidente mande un mensaje unificado, comprometiéndose a brindar certidumbre en cuanto al marco legal y que dicho mensaje sea de unidad, no de polarización", puntualizó.

Actualmente, el sector privado en México representa el 83.3 por ciento de la economía mexicana, muy superior al poco más de 65 por ciento en Brasil.

Un coctel de amenazas, tanto locales como globales, han impactado negativamente a la economía nacional durante los primeros meses de 2019.

Entre los problemas internos, el IMEF destacó los ajustes importantes que realizaron algunas calificadoras, "ya que nos advierten que estaríamos en riesgo de perder el grado de inversión".

Entre los problemas globales sobresalieron las amenazas de aplicar aranceles a México por parte de Estados Unidos y los constantes temores de una guerra comercial entre nuestros vecinos del norte y China, lo que podría ser la antesala de una recesión global.

En términos de política monetaria, los bancos centrales alrededor del mundo han optado por una retórica más dovish en lo que va del año.