Hay suficientes manos capacitadas para cumplir los plazos de la Ley Fintech: CNBV
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Hay suficientes manos capacitadas para cumplir los plazos de la Ley Fintech: CNBV

COMPARTIR

···

Hay suficientes manos capacitadas para cumplir los plazos de la Ley Fintech: CNBV

La titular de tecnología financiera de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores señaló que, pese a los cambios recientes en la entidad financiera, los empleados están capacitados para atender los retos de las Fintech.

Clara Zepeda
03/10/2019
Actualización 03/10/2019 - 17:13
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Paola Rivera Zavala, directora de Autorizaciones de Tecnología Financiera de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), dijo que hay suficientes manos capacitadas para hacer cumplir los plazos de ley para la regulación de las Fintech.

“No hay nada de qué preocuparse, todos los equipos que quedaron conformados están capacitados. Tenemos procesos automatizados y procesos ya hechos", señaló la directiva.

Además, apuntó que toda la gente está formada en la Comisión y llevan años en ella, por ejemplo, la gente de supervisión viene ya sea de banca o de riesgos tecnológicos, pero conoce toda la parte Fintech.

"Están estudiando y estamos capacitando gente. No hay cambio de visión en la Ley Fintech; las puertas siguen abiertas”, aseveró.

Rivera Zavala precisó que tras la salida de 'cabezas' en la dirección general de Autorizaciones y de supervisión Fintech, a solicitud de Función Pública, los equipos quedaron conformados.

En el marco del foro 'Fintech: el camino de la regulación', organizado por Legal Paradox, la funcionaria precisó que no es tan poco el personal “en supervisión hay 25 personas; en autorizaciones, de base son siete personas y recibimos apoyo de otras áreas, como de unos 25 personas”, dijo Rivera.

El 25 de septiembre sólo 85 fintech, de 200 posibles, presentaron solicitud de autorización ante la CNBV para seguir con sus operaciones, de las cuales 60 son instituciones de fondos de pago electrónico y 25 de financiamiento colectivo (crowdfunding).

Tras ocho días de haber terminado el plazo, la CNBV revela que ya hay dos nuevas fintech que están solicitando su autorización porque son de reciente creación y vienen otras cinco más que iniciarán su proceso.

“Ya llegaron dos nuevas (empresas fintech) y se esperan unas cinco más que son empresas de nueva creación. Se espera que el número sea bastante dinámico”, prevé la funcionaria de la CNBV.

De acuerdo con la directora de Autorizaciones de Tecnológia Financiera de la Comisión, se podría abrir una tercera parte de la Ley, principalmente para los de financiamiento colectivo en el tema de los límites de inversión que tienen los solicitantes, si bien ya existen los límites establecidos y ciertas excepciones, ya en la operación se darán cuenta si están bien o se quedaron cortos.

“Eso dependerá de una fórmula y del tamaño de la empresa, existen excepciones conforme al tamaño de la sociedad”.

Mientras, esperan que la mayoría de los que ingresaron su solicitud de autorización van a tener un oficio de previsión, es decir, tendrán observaciones.

Es la primera vez que Banco de México y la Secretaría de Hacienda conocen el proceso y se tendrá que homologar los criterios; posteriormente, tendrán otros 90 días para que el comité suba.

La CNBV advirtió que las personas que realizaban actividades señaladas en la Ley Fintech que no presentaron su solicitud a tiempo deberán abstenerse de continuar realizando dichas actividades o celebrando nuevas operaciones y tendrán que realizar únicamente la conclusión o cesión de las operaciones existentes, de lo contrario serán sujetas a las sanciones penales y administrativas que marca la ley.

“Deberán presentar un manual de cómo se les dará salida a los clientes que tienen, de no presentarlo y seguir operando, ya no se harán acreditadores a sanciones, ya que se consideraría un delito y la autoridad deberá cerrarles sus operaciones”, advirtió Rivera.

Por otro lado, Gerardo Obregón, fundador de Prestadero, aseguró que la Ley Fintech es realmente una ‘ley dura’ que no fue sencillo adaptarse a la regulación.

Sin embargo, aseguró que los que pidieron autorización tendrán que cumplir, pues las sanciones económicas son elevadas, lo que podría terminar con el negocio de una fintech.

Por su parte, Carlos Valderrama, socio fundador de Legal Paradox, afirmó que las 85 que pidieron autorización, difícilmente cambiarán de opinión u optarán por adaptar otra figura. “Entraron al proceso, difícilmente hará cambios”.