Hasta 10.7 millones de personas, en riesgo de caer en pobreza laboral por impacto del COVID-19: Coneval
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Hasta 10.7 millones de personas, en riesgo de caer en pobreza laboral por impacto del COVID-19: Coneval

COMPARTIR

···
menu-trigger

Hasta 10.7 millones de personas, en riesgo de caer en pobreza laboral por impacto del COVID-19: Coneval

bulletEl Consejo prevé que la población en pobreza laboral se ubique en 45.8% en 2T20, lo que representa un aumento anual de 8.5 puntos porcentuales.

Zenyazen Flores
11/05/2020
Actualización 12/05/2020 - 4:50
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Hasta 10.7 millones de personas podrían caer en pobreza laboral al cierre del segundo trimestre 2020 ante la crisis sanitaria generada por el coronavirus y sus potenciales consecuencias económicas, lo que significa un riesgo para la profundización de la pobreza y la desigualdad, advirtió el lunes el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El consejo anticipa aumentos “preocupantes” en la pobreza por ingresos, la pobreza laboral (población que no podría adquirir una canasta alimentaria con su ingreso laboral) y el riesgo de que, en ausencia de políticas públicas orientadas a esta población, las condiciones de vida de los grupos de ingreso medio enfrenten condiciones de pobreza.

De acuerdo con el organismo, la actual crisis afectará principalmente a los grupos más vulnerables y las medidas anunciadas recientemente por el Gobierno federal podrían ser insuficientes para llegar a la población afectada, además de que ninguno de los programas se dirige explícitamente a la población en situación de pobreza.

En el reporte “La política social en el contexto de la pandemia por el virus SARS-CoV-2 (COVID-19) en México”, el consejo presentó estimaciones de la pobreza bajo dos escenarios:

En el primero se considera una contracción económica de 6 por ciento y se simula una caída generalizada en el ingreso equivalente a 5 por ciento y, en el segundo, se simula una caída promedio en el ingreso de 5 por ciento, considerando mayores afectaciones a la población en función del ingreso y de la incidencia de pobreza urbana.

Los resultados permiten identificar que, en ambos escenarios, el total de personas en situación de pobreza por ingresos (las personas cuyo ingreso es insuficiente para adquirir una canasta alimentaria, bienes y servicios básicos) se incrementaría entre 7.2 y 7.9 puntos porcentuales, es decir, entre 8.9 y 9.8 millones de personas.

Mientras que el número total de personas en situación de pobreza extrema por ingresos (las personas cuyo ingreso es insuficiente para adquirir una canasta alimentaria) se incrementa entre 4.9 y 8.5 puntos porcentuales, es decir, entre 6.1 y 10.7 millones de personas.

Coneval también prevé que la población en pobreza laboral se ubique en 45.8 por ciento en el segundo trimestre de 2020, lo que representa un aumento anual de 8.5 puntos porcentuales desde la proporción de 37.3 por ciento registrada al cierre de 2019.

“Es el aumento es incluso mayor a lo observado en la crisis de 2009”, sentenció el Consejo que encabeza José Nabor Cruz.

De hecho, la población en pobreza laboral registró en 2019 su menor nivel en 10 años, es decir, al cierre del año pasado más personas pudieron comprar con su ingreso laboral la canasta alimentaria debido al aumento del salario mínimo y la baja inflación observada.

El Coneval dijo en su reporte que al aumento de los pobres por ingresos se suman otros posibles escenarios a partir de los datos de pérdida de empleos formales e informales y, por lo tanto, un aumento en la pobreza laboral significativamente mayor que lo que supone la estimación anterior.

“Sin políticas públicas que atiendan a la población con ingreso medio la cantidad de personas en situación de pobreza por ingreso puede aumentar. La crisis puede cambiar las condiciones de ingresos de la población”, sostuvo.

Rodolfo de la Torre, director de desarrollo social con equidad del CEEY, señaló que el pronóstico de pobreza laboral para 2020 es razonable si se considera que Coneval hizo estimaciones basadas en promedios de contracción económica del país; no obstante, si se toma en cuenta que hay pronósticos de más de 9 por ciento, el número de mexicanos que caerían en pobreza sería peor.

“Es muy preocupante porque Coneval está hablando de que podría aumentar la pobreza en números cercanos de 40 a casi 50 por ciento de la población. Hablar de 10.7 millones de personas que se agregarían a la pobreza extrema son cifras que solamente se han visto en 1994, cuando en el curso de dos años aumentó la pobreza casi 16 puntos porcentuales”, sostuvo.

Alfredo Elizondo, coordinador de Gestión Social y Cooperación, indicó que “la única estrategia hasta ahora del gobierno es adelantar subsidios de programas y créditos a micronegocios, pero el problema es qué pasa con todas las personas que no tienen negocio y que no están dentro del universo de cobertura de los programas sociales, ahí está el problema”.