menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Hacienda guarda la carta del endeudamiento por si se presenta un rebrote de COVID- 19

COMPARTIR

···
menu-trigger

Hacienda guarda la carta del endeudamiento por si se presenta un rebrote de COVID- 19

bulletGabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, aseveró que la dependencia ha buscado tener una conducción responsable de la política fiscal.

Clara Zepeda
21/09/2020
Actualización 21/09/2020 - 18:13
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La posibilidad de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador asuma un mayor endeudamiento está reservada a un segundo rebrote de COVID- 19 y a un consecuente nuevo confinamiento, resaltó Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda y Crédito Público.

“No queda claro si hubiera un segundo brote o una ola de infecciones, si tendríamos que tener otro gran confinamiento o un confinamiento parcial; pero obviamente nos queda claro va a tener otro impacto muy fuerte sobre la actividad económica (…) en ese sentido, quisimos guardar la carta del endeudamiento precisamente como una segunda línea de defensa en caso de que hubiera un segundo rebrote y entonces tuviéramos que tomar acciones más agresivas con respecto a la economía”, detalló el funcionario.

En el marco de la ceremonia de inauguración del Encuentro Digital COVID- 19: “Perspectivas el Sector Asegurador Mexicano”, organizado por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), el subsecretario de Hacienda comentó el caso de Goldman Sachs en Nueva York que volvió a regresar a sus empleados a sus oficinas y esto de alguna manera sigue manteniendo un alto nivel de incertidumbre.

El funcionario aseguró que, en términos de finanzas públicas, Hacienda quiso continuar con lo que ha definido como una conducción responsable de la política fiscal. Y esto lo que ha hecho es tratar de mantener los agregados fiscales equilibrados, de tal manera que los requerimientos financieros, la deuda no se incremente.

Así, en el Presupuesto del 2021, el balance primario pasó de menos 0.6 a 0.2 del PIB. Esto es muy importante porque en la medida en que tengamos un déficit en el balance primario va a implicar que vamos a tener que utilizar deuda para pagar el servicio financiero, lo cual puede sacar a la deuda de una trayectoria sustentable de manera muy rápida, comentó.

Añadió que el balance presupuestario pasó de menos 3.7 a menos 2.9, los requerimientos financieros, la deuda habíamos pensado que podía este año cerrar en menos 5.4, se redujo, va a cerrar en menos 4.7, esto por las medidas de ajuste fiscal que hemos realizado en sectores no prioritarios y por los esfuerzos de recaudación del SAT y de la Procuraduría.

Por lo tanto, Hacienda estima que la deuda en su medida más amplia va a cerrar.

"Al principio pensábamos que iba a cerrar alrededor del 55.4, es probable que cierre alrededor del 54.7 por ciento", planteó.

La recesión del coronavirus no está generada por desequilibrios macroeconómicos ni desequilibrios fiscales, es una crisis generada por diseño y eso lo que nos va a llevar es que los factores de la economía, aseveró el subsecretario.

“Los factores de producción de la economía están ahí, el empleo está ahí, las personas, desafortunadamente están desempleadas, pero están listas para regresar a trabajar y de igual manera el capital de trabajo; por ejemplo, podemos pensar en la industria aeronáutica, si bien las empresas están actualmente sin un flujo de vuelos importantes que ha afectado precisamente su flujo de efectivo, todas están actualmente en una estructura ordenada a través, la mayoría están a través de Capítulo 11 y probablemente salgan inclusive hasta un poco más reforzadas de esta crisis.

“Entonces los factores de producción están ahí, están listos, no los hemos perdido, están listos para ponerse a trabajar”, garantizó el funcionario.

Yorio expuso, no obstante, que mientras no exista una vacuna no habrá la confianza de los consumidores precisamente de salir y consumir, lo estamos viendo en nuestras ciudades, aunque la economía ya está abierta o está abierta parcialmente no necesariamente la gente ha perdido el miedo para salir y comenzar a consumir.