Hacienda estima ahorros de 30% en el gasto con centralización de compras
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Hacienda estima ahorros de 30% en el gasto con centralización de compras

COMPARTIR

···
menu-trigger

Hacienda estima ahorros de 30% en el gasto con centralización de compras

bulletEn su comparecencia ante la Cámara de Diputados, Raquel Buenrostro, titular de la Oficialía Mayor de la dependencia, detalló cuál será su plan de acción al respecto.

Zenyazen Flores
12/12/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estimó que la centralización de las compras de Gobierno podría generar ahorros de 30 por ciento en el gasto que en 2019 se destine a compras de bienes y servicios, con lo que se busca hacer un mejor uso de los recursos y evitar los actos de corrupción, señaló este miércoles Raquel Buenrostro, titular de la Oficialía Mayor de la dependencia.

Al comparecer ante la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados, dijo que la dependencia federal tendrá un redimensionamiento administrativo “importante y trascendental”, ya que habrá un modelo de centralización y consolidación de compras que tiene el objetivo de hacer un uso del gasto público más transparente, eficiente “y con menos niveles de corrupción”.

Señaló que la idea de centralizar las compras “no es descabellada”, ya que esa práctica se ha utilizado en países como Francia, que empezó las compras consolidadas desde 1985, y en países de América Latina como Chile, donde comenzó esa práctica hace 15 años.

“El referente más inmediato es la Ciudad de México cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador fue jefe de Gobierno, él instaló este principio rector de tener todas las compras centralizadas, en su momento se logró un ahorro del 40 por ciento del gasto comprándose lo mismo pero con menos recursos”, expuso.

Con base en ese antecedente, Buenrostro señaló que para la actual administración “el ahorro que se tiene estimado es el 30 por ciento pero no del gasto total porque hay muchos contratos ya plurianuales, tenemos que saldar los compromisos de los contratos ya plurianuales que están firmados e irnos sobre las contrataciones nuevas. Pero más o menos ese es el estimado”.

La titular de la Oficialía Mayor apuntó que actualmente lo que gasta el Gobierno federal en bienes y servicios incluyendo toda la obra pública es alrededor de un billón de pesos, de ese monto, 550 mil millones de pesos corresponden a compras de Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex).

Los otros 450 mil millones de pesos -añadió- corresponden al resto de la Administración Pública Federal (APF), que va a ser el ámbito de aplicación o el alcance que tiene en este primer momento la Oficialía Mayor.

El 30 por ciento de ahorro que estima la actual administración sería sobre un monto menor a los 450 mil millones de pesos que se mencionaron tocan a la APF, por el momento la funcionaria declinó mencionar una cifra exacta.

“Nosotros no vamos a centralizar todas las compras, vamos a establecer un marco regulatorio que permita un ejercicio más transparentes de los recursos públicos, y más eficiente, evitando con ello la discrecionalidad”, subrayó.

Buenrostro mencionó que el modelo de centralización de compras de Gobierno está basado en esquemas internacionales que abarcan desde prácticas muy centralizadoras, donde incluso se lleva al extremo el almacenamiento como en Corea, a temas regulatorios como los países nórdicos como Suecia, Dinamarca y Noruega.

“Vamos a utilizar algo intermedio. Nosotros queremos ir consolidando el 80 por ciento de recursos con el 20 por ciento de los productos de los bienes y servicios, dejando el resto de la operación será de las Unidades de Administración y Finanzas, que sustituyen a los oficiales mayores de las secretarías”, afirmó.

La titular de la Oficialía Mayor ejemplificó que, en 2017, el 70 por ciento de las compras fueron adjudicaciones directas, “lo que queremos es hacer que las compras sean trasparentes, eficientes, e irnos a licitaciones y hacerlo también por medios electrónicos sin dejar fuera la contratación socialmente responsable, es decir, incorporar a Pymes, Mipymes y cooperativas”.

En ese sentido, anunció que se inició el proceso para crear un programa en el mediano plazo que lleve todas las licitaciones a una plataforma electrónica con datos abiertos y con mayor transparencia, a fin de evitar actos de corrupción.

“Ese sí es un proyecto de mediano plazo pero ya estamos trabajando en ello, con módulos del sistema para empezar a abrir paso a paso todo el proceso de contratación desde el momento de la planeación y su vinculación con el presupuesto hasta el momento de los pagos, pasando por todo el proceso de licitación y por la administración de los contratos”, expuso.

Con esta acción -agregó- se va a sistematizar la administración de los contratos, es decir, será una plataforma donde se van a conectar todas las secretarías y la idea es que estos sistemas sean datos abiertos y también se puedan compartir con las entidades federativas.

“Para esto tenemos que hacer una transformación completa porque el área es nueva. Hay muchas expectativas de la sociedad, pero lo único que se busca hacer es un uso del gasto público más transparente”, dijo.

La Oficialía Mayor de la dependencia federal será la encargada de coordinar a todas las Unidades de Administración y Finanzas, asimismo, será la que nombre a todos los encargados de esas nuevas unidades que operan en lugar de las oficialías mayores de cada dependencia de la APF.