Hacienda destinará 100 mil mdp de Fondo de Estabilización para deuda de Pemex en 2019
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Hacienda destinará 100 mil mdp de Fondo de Estabilización para deuda de Pemex en 2019

COMPARTIR

···

Hacienda destinará 100 mil mdp de Fondo de Estabilización para deuda de Pemex en 2019

El Gobierno de México ya había anunciado en febrero una inyección de capital de 107 mil millones de pesos para aliviar la situación financiera de la petrolera.

Redacción
12/04/2019
Actualización 12/04/2019 - 19:16
Carlos Urzúa, secretario de Hacienda
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, informó este viernes que se tomarán 100 mil millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) para ayudar a Petróleos Mexicanos a pagar parte de su deuda en 2019.

Para ello, Urzúa explicó que se rediseñará el fondo para que tenga una naturaleza contracíclica, es decir, que puedan tomar parte de los casi 300 mil millones de pesos de los que dispone para aliviar la situación financiera de la petrolera.

"Lo que estamos haciendo es rediseñarlo y tomar del fondo de 300 mil millones de pesos, tomar alrededor de 100 mil millones de pesos para ayudar a Pemex solo por este año", dijo.

En febrero, Urzúa anunció una inyección de capital de 107 mil millones de pesos para la empresa productiva del Estado.

Esta línea de salvamento que ofrecerá el Gobierno a Pemex será por solo un año utilizando los recursos de su fondo de estabilización de ingresos públicos, dijo Urzúa, descartando que el Gobierno absorba la deuda total de la compañía.

"Pero estamos conscientes que, a corto plazo, Pemex necesitará nuestra ayuda y se la proveeremos", señaló.

Con 106 mil millones de dólares en deuda financiera, Pemex es la petrolera más endeudada del mundo y se encuentra al borde de perder el grado de inversión. Los inversores han mostrado poco entusiasmo por la posibilidad de una nueva emisión de bonos.

Los inversionistas también están cada vez más preocupados de que la calificación soberana de México se vea afectada si Pemex es degradada o si el nuevo apoyo del gobierno a la compañía perjudica las finanzas federales.

"Lo que queremos hacer es permitir que Pemex no vaya al mercado si no quieren hacerlo", detalló Urzúa en un evento al margen de las reuniones del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional en Washington. "Quitar parte de su deuda. Una vez. Solo este año. Más tarde, ese es su problema".

"Hay algunas personas que creen que deberíamos asumir como Gobierno federal que la deuda de Pemex la convierte en deuda soberana, pero eso no nos gusta", dijo Urzúa. "Eso contaminaría nuestra propia deuda. Pero somos conscientes de que, a corto plazo, Pemex necesita ayuda y la proporcionaremos".

Urzúa afirmó que Pemex pudo hacer ahorros al reducir costos administrativos y combatir el robo de combustible.

Inversionistas dijeron que los esfuerzos para reducir la necesidad de Pemex de obtener más préstamos o refinanciaciones eran bienvenidos, pero no son una solución a largo plazo para los problemas de la caída en la producción de la compañía y una alta carga fiscal.

"No está resolviendo nada a largo plazo", dijo Dorthe Nielsen, inversionista en mercados emergentes de renta fija de GAM. "El solo hecho de aprovechar el fondo le está dando un salvavidas de uno o dos años."

Aaron Gifford, un analista soberano de mercados emergentes de T. Rowe Price Associates, dijo que el mercado tenía poco interés por un bono que muchos inversionistas ya tienen.

"Solo teniendo en cuenta la amplitud de Pemex y la concentración de algunas de estas posiciones, es probable que muchos inversionistas no quieran agregar más riesgo de Pemex", dijo Gifford. "Por lo tanto, reducir las emisiones es probablemente lo correcto".

Con información de Reuters.