Habrá quien sí quiera trabajar: Niño de Rivera sobre renuncias en CNBV
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Habrá quien sí quiera trabajar: Niño de Rivera sobre renuncias en CNBV

COMPARTIR

···

Habrá quien sí quiera trabajar: Niño de Rivera sobre renuncias en CNBV

Más de 40 funcionarios de niveles medios y altos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores han presentado su renuncia ante la aprobación de la Ley de Austeridad Republicana.

Jassiel Valdelamar
10/10/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Sobre las renuncias de funcionarios dentro de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) que se han estado dando en las últimas semanas con motivo de la posible aprobación de la Ley de Austeridad Republicana, el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, dijo que habrá personas que sí quieran trabajar.

“No sé exactamente quiénes se han ido, pero lo único que puedo decir es que si hay personas que no quieren trabajar en alguna institución habrá otras que sí”, dijo Niño de Rivera al terminar su participación en la inauguración de la décimo segunda Semana Nacional de Educación Financiera.

De acuerdo con fuentes internas en la CNBV, más de 40 funcionarios de niveles medios y altos han presentado su renuncia, pero aseguran que las salidas podrían ser de números más altos en los próximos días.

El motivo principal de las renuncias, además de los ajustes salariales por la austeridad, es porque en la Ley de Austeridad Republicana se duplica de 5 a 10 años el tiempo que un exfuncionario público de alto nivel puede trabajar en empresas privadas luego de dejar su cargo.

Niño de Rivera también destacó que la ABM está 100 por ciento de acuerdo con el Gobierno federal en combatir a la delincuencia organizada, a las factureras, a las empresas fantasma y todo lo que tiene que ver con lavado de dinero.

“Ahí sí hay que aplicarles todo el rigor de la ley, ahí si hay que aplicarles extinción de dominio sin lugar a duda”, dijo.

No obstante, comentó que a las empresas y personas cumplidas que son contribuyentes serios no deben de tener la misma condición, sino que se les debe dar certeza que cometer un error fiscal no es equiparable a delincuencia organizada.

“Estamos trabajando para darle claridad y certeza a los inversionistas”, agregó.

En septiembre, el Pleno del Senado aprobó un dictamen que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, de la Ley de Seguridad Nacional, del Código Nacional de Procedimientos Penales, del Código Fiscal de la Federación y del Código Penal Federal.

El texto señala como delito “la expedición, venta, enajenación, compra o adquisición de comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados”.

Además, aumenta las penas: impone sanción de cinco a ocho años de prisión al que por sí o por interpósita persona, expida, enajene, compre o adquiera comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes.