Guerra comercial afectaría empleos y crecimiento mundial: OMC
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Guerra comercial afectaría empleos y crecimiento mundial: OMC

COMPARTIR

···

Guerra comercial afectaría empleos y crecimiento mundial: OMC

El líder de la Organización Mundial del Comercio, Roberto Azevedo, dijo que un conflicto de esa índole reduciría más de 70% el crecimiento de todas las naciones.

Reuters
25/09/2018
Actualización 25/09/2018 - 7:38
Roberto Azevedo, líder de la Organización Mundial del Comercio.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Una guerra comercial desatada tendría efectos graves en el crecimiento económico global y no habría ganadores en dicho escenario, dijo este martes el director general de la Organización Mundial de Comercio, Roberto Azevedo.

En declaraciones en un evento de la industria en Berlín y ante crecientes tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, Azevedo comentó: "Las luces de alerta están encendidas. Una continuación de la escalada de tensiones presentaría una mayor amenaza a la estabilidad, a los empleos y al tipo de crecimiento que estamos viendo hoy".

Una guerra comercial global desatada con un quiebre de la cooperación comercial internacional reduciría el crecimiento del comercio global en alrededor de 70 por ciento y la expansión del PIB en 1.9 por ciento, sostuvo Azevedo.

"No habría ganadores en dicho escenario y cada región sería afectada", comentó. Agregó que la Unión Europea misma vería una merma de 1.7 por ciento en el crecimiento de su PIB y que "claramente, no podemos permitir que esto ocurra".

El funcionario apuntó a varias propuestas de reformas que abordan prácticas que distorsionan el comercio y a los mecanismos existentes en la OMC para resolver disputas comerciales, y añadió que los miembros tenían que acordar en qué reformas quieren enfocarse.

"Claramente, este debate informado está ganando un impulso significativo y eso es positivo", comentó Azevedo, y agregó que la cumbre del G-20 en Buenos Aires en noviembre será crucial para decidir los próximos pasos para salvaguardar el libre comercio basado en reglas.

"Por supuesto, el sistema puede ser mejor, de hecho debe ser mejor. Pero, no obstante, es vital. De modo que mientras trabajamos para mejorarlo y asegurar que sea más responsable a necesidades económicas en evolución, también tenemos que preservar lo que tenemos, y cuento con vuestro respaldo para ese fin", explicó.