Gobierno puede acabarse 'cochinito' si no se logran metas del presupuesto, advierte México Evalúa
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gobierno puede acabarse 'cochinito' si no se logran metas del presupuesto, advierte México Evalúa

COMPARTIR

···

Gobierno puede acabarse 'cochinito' si no se logran metas del presupuesto, advierte México Evalúa

La organización explicó que si la economía no crece como lo plantea el Presupuesto del Gobierno, este podría recurrir a terminarse el ahorro en los fondos de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios y el de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas.

Zenyazen Flores
12/09/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En 2020 el gobierno federal podría hacer un mayor uso de los ahorros que tiene en los fondos de estabilización y aplicaría nuevos recortes al gasto si no se logran las metas de crecimiento que se proyectan en el Paquete Económico, advirtió México Evalúa.

Edna Jaime, directora del think tank, señaló que el rango de 1.5 y 2.5 por ciento estimado para que crezca la economía en 2020 es optimista y se da con una contradicción de tener el presupuesto más grande del país sin aumentar impuestos, lo que plantea la pregunta “¿van a darnos más sin pedirnos más, es esto viable?”

Mariana Campos, coordinadora del programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa, indicó que el Paquete Económico 2020 es poco realista al proponer un crecimiento económico del 2 por ciento, que va en sentido contrario a lo previsto por diversos especialistas e instituciones internacionales, así como con los datos económicos observados durante este año.

Planteó que si en 2020 la economía no crece al menos 1.1 por ciento, el ahorro en los fondos de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) y de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF) no alcanzará y serán necesarios recortes adicionales al gasto público.

“El crecimiento económico sí importa desde el punto de vista recaudatorio, y sí importa porque la recaudación es una fracción de lo que se produce en la economía. Para 2020 se hace una apuesta de que los ingresos van a crecer el próximo año con base en medidas fiscales y crecimiento, pero existe el riesgo de que no se materialice”, dijo Campos.

En ese sentido, México Evalúa calculó qué tan sensible es el ingreso por recaudación de IVA e ISR ante variaciones en el crecimiento del PIB.

Si el PIB se reduce en 0.1 puntos porcentuales, es decir, crece 1.9 por ciento en lugar de 2 por ciento, se perderían 27 mil 668 millones de pesos en recaudación. Ante este escenario, los ingresos faltantes se podrían compensar con los recursos disponibles en el FEIP que cuenta con 244 mil millones de pesos.

“Sin embargo, dichos fondos son finitos, si se crece sólo 1.1 por ciento o menos, los ahorros disponibles no serían suficientes para compensar el hueco, por lo que se harían nuevos recortes o aumentaría el endeudamiento”, alertó Campos.

Gasto no impulsa crecimiento

México Evalúa sostuvo que la composición del gasto público como se presenta en el Paquete Económico 2020 es “incapaz de impulsar al crecimiento”, sobre todo porque la inversión física disminuye 5.4 por ciento en relación con el presupuesto de 2019, lo que impacta directamente en el crecimiento del país y, por tanto, en la recaudación.

Rodolfo de la Torre, director y especialista en desarrollo social con equidad en el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), consideró que el mayor riesgo del Paquete está en la factibilidad de la previsión del crecimiento económico de 2 por ciento y previó que la estructura del gasto público para el siguiente año no será un factor de crecimiento económico.

“Estamos teniendo un gasto procíclico, es decir, que da montos que siguen a la actividad económica y que no trata de revertir la tendencia de actividad económica, y esto puede ser parcialmente una cuestión de límites fiscales, lo que vemos es que el gasto va a seguir la trayectoria y va a ser muy complicado que se vuelva un factor de crecimiento, más bien, no va a ser un factor de crecimiento”, sostuvo.

“La inversión física tiene una caída de 36 mil millones de pesos mientras que tenemos un aumento en gasto corriente por pensiones y jubilaciones por 56 mil millones de pesos, entonces, estamos gastando en obligaciones del pasado que en poner cimientos para el crecimiento de futuro”, agregó.