Gobierno argentino asegura que no será 'rehén' de inversionistas y retrasa pago de bonos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gobierno argentino asegura que no será 'rehén' de inversionistas y retrasa pago de bonos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Gobierno argentino asegura que no será 'rehén' de inversionistas y retrasa pago de bonos

bulletEl anuncio se da justo en la víspera de la visita de una comisión del Fondo Monetario Internacional que analizará un préstamo de 56 mil millones de dólares.

Bloomberg / Scott Squires y Ignacio Olivera Doll
11/02/2020
Actualización 11/02/2020 - 16:09
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Argentina anunció este martes que no hará un pago local de bonos a tiempo después de no lograr refinanciar la deuda, y declaró que no será “rehén” de los inversores extranjeros que exigen que se les devuelva el dinero.

La fecha de vencimiento del bono se retrasará de la fecha original del 13 de febrero hasta el 30 de septiembre, anunció el Ministerio de Economía en un comunicado.

La medida se produce después de que una venta de deuda local fracasara y solo unos pocos inversores aceptaran participar en un intercambio de deuda que habría comprado al país tiempo extra para obtener el efectivo.

El retraso refleja la grave situación financiera de Argentina, luego de que una crisis monetaria perjudicara el crecimiento económico y dejara al país incapaz de pagar sus obligaciones. Después de que un nuevo Gobierno considerado menos comprensivo con los intereses empresariales se hizo cargo en diciembre, los funcionarios comenzaron a presionar por el alivio de la deuda y establecieron un calendario para buscar negociaciones con los tenedores de sus bonos extranjeros.

“Esta decisión, junto con el lenguaje bastante agresivo en el comunicado de prensa oficial, sugiere una negociación dura con los bonistas en las próximas semanas y meses”, asegura Fernando Losada, jefe de investigación de mercados emergentes de Oppenheimer & Co.

En el pasado, el Gobierno había retrasado unilateralmente los pagos de la deuda para las notas locales en dólares, pero hasta ahora había estado transfiriendo sus valores en pesos.

La demora afecta a 88 mil millones de pesos argentinos (mil 400 millones de dólares) en bonos, aunque no se impondrá a los tenedores minoristas de los bonos que los compraron antes del 20 de diciembre.

Alrededor de 80 por ciento de los valores están en manos de inversores extranjeros, dijo el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, el mes pasado. Franklin Templeton es el titular principal, según datos recopilados por Bloomberg.

Los llamados bonos duales pagan a los inversores en moneda local, pero los rendimientos se calculan de tal manera que protejan a los inversores de las grandes caídas del peso. Los tenedores pueden optar por el reembolso del capital denominado en pesos más intereses en pesos, o al valor nominal convertido a dólares al tipo de cambio oficial con intereses calculados en dólares. Desde que se emitió este bono, el rendimiento en dólares fue mayor, dado que el peso argentino se debilitó 55 por ciento durante ese periodo.

Tras el fracaso de la subasta de swap –solo el 10 por ciento de los tenedores la compraron, y los analistas estimaron pérdidas del valor presente neto de hasta 37 por ciento–, el Gobierno había intentado vender el lunes notas locales a tasa flotante y vinculadas al dólar. El Gobierno declaró nula la subasta, sin dar una explicación. El presidente Alberto Fernández había dicho el 6 de febrero que su Gobierno no imprimiría dinero para pagar deudas, lo que limita las opciones.

En la declaración de este martes, la administración argentina criticó que los inversores extranjeros no habían apoyado el canje porque solo aceptarían opciones a corto plazo vinculadas al dólar. Los funcionarios lo consideran “incompatible” con su estrategia para recuperar la sostenibilidad de la deuda.

“Este Gobierno no va a aceptar que la sociedad argentina sea tomada como rehén por los mercados financieros internacionales, ni permitirá la especulación sobre el bienestar de su gente”, se lee en el comunicado.

El anuncio coincide con la primera visita de un equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI) para reunirse con las autoridades y discutir el futuro de su programa récord de préstamos de 56 mil millones de dólares. La misión técnica estará en Buenos Aires del próximo 12 al 19 de febrero.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, se dirigirá al Congreso el próximo miércoles para presentar un análisis de la sostenibilidad de la deuda argentina.