Gasto programable de Sedesol alcanza récord durante febrero
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gasto programable de Sedesol alcanza récord durante febrero

COMPARTIR

···
menu-trigger

Gasto programable de Sedesol alcanza récord durante febrero

bulletEs una de las dependencias con mayor aumento al gasto en términos porcentuales junto con el INE, la Función Pública y Sagarpa.

Zenyazen Flores
28/03/2018
Actualización 28/03/2018 - 17:31
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Durante febrero de este año, el gasto programable de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) se disparó 37.7 por ciento real anual, con lo que llegó a 20 mil 688.6 millones de pesos, de acuerdo con el Informe de Finanzas Públicas publicado este miércoles por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En términos nominales, el incremento en el gasto de esa dependencia fue de 45 por ciento y es el segundo mayor incremento para un febrero en los últimos 10 años. Además, el monto de es el mayor para cualquier mes desde que se tiene registro (1990).

También es uno de los organismos con mayores aumentos al gasto en términos porcentuales, solo por detrás del Instituto Nacional Electoral (44.1 por cientp), la Secretaría de la Función Pública (106.8 por ciento) y Sagarpa (54.2 por ciento), entre otras.

Para evitar que el gasto de Sedesol sea utilizado con fines indebidos en un año de elecciones, la secretaría anunció en noviembre del año pasado un programa de blindaje electoral.

“El Programa de Blindaje Electoral (PBE) es una política pública implementada por la Sedesol, para que a través de la transparencia y rendición de cuentas, se dé certeza a la sociedad respecto a las acciones institucionales de la Secretaría, sobre el uso y operación de los programas sociales y recursos públicos, durante los procesos electorales”, señaló el oficio emitido por la dependencia.

GASTO CRECE CASI EL DOBLE QUE INGRESOS EN PRIMER BIMESTRE

En el primer bimestre de 2018, los ingresos presupuestarios aumentaron 6.9 por ciento real respecto de igual periodo del año pasado, sin embargo, el gasto público creció casi el doble, ya que en enero y febrero subió 11.9 por ciento real comparado con igual lapso del 2017, indicó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En su Informe Mensual de las Finanzas Públicas, la dependencia indicó que los ingresos presupuestarios del sector público durante enero-febrero de 2018 se ubicaron en 854.7 mil millones de pesos, cifra superior en 6.9 por ciento real respecto de igual lapso del año pasado.

Los ingresos petroleros reportaron un crecimiento de 4.8 por ciento real, al interior destaca el incremento de los ingresos de Pemex con 17.2 por ciento, mientras que los ingresos no petroleros aumentaron 7.4 por ciento.

De tal forma que los ingresos tributarios fueron superiores en 56.3 mil millones de pesos; los petroleros en 27.3 mil millones de pesos; los no tributarios en 26.4 mil millones de pesos, que incluyen 9.3 mil millones de pesos del reintegro de recursos del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo (FMP) por el ajuste definitivo de la aportación con base en los ingresos excedentes de 2017; y los de la CFE y las entidades de control presupuestario directo en 9.5 mil millones de pesos.

Sin embargo, en el primer bimestre del 2018 se observó que el gasto neto pagado aumento el doble que lo que crecieron los ingresos.

El gasto neto del sector público aumento 11.9 por ciento real comprado con igual periodo del 2017, por lo que el gasto se ubicó en 933.1 mil millones de pesos.

Ese monto es mayor al previsto en el programa en 60.7 mil millones de pesos, debido a que el gasto no programable fue superior en 78.4 mil millones de pesos respecto al programa, toda vez que el gasto programable se ubicó 17.7 mil millones de pesos por debajo del programa.

Haciendo explico que el comportamiento del gasto no programable se explica principalmente por el mayor pago de participaciones en 21.4 mil millones de pesos, "asociado a la evolución favorable de la recaudación federal participable", a mayor pago de Adefas y a mayor costo financiero.