Gasolina y alimentos impulsan precios al consumidor de EU en marzo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gasolina y alimentos impulsan precios al consumidor de EU en marzo

COMPARTIR

···

Gasolina y alimentos impulsan precios al consumidor de EU en marzo

Sin contar los componentes volátiles de los alimentos y la energía, el IPC aumentó 0.1% en marzo, cifra igual a la registrada en febrero.

Reuters
10/04/2019
Precios al consumidor en EU
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los precios al consumidor en Estados Unidos tuvieron en marzo la mayor alza de más de un año, pero la inflación subyacente se mantuvo benigna ante la desaceleración en el crecimiento económico, tanto dentro del país como a nivel global.

El Departamento del Trabajo dijo este miércoles que su Índice de Precios al Consumidor (IPC) subió 0.4 por ciento, impulsado por aumentos en los costos de alimentos, gasolina y arriendos. Fue el mayor incremento desde enero de 2018 y se produce tras el alza de 0.2 por ciento de febrero.

En los 12 meses hasta marzo, el IPC subió 1.9 por ciento. En el año a febrero se registró un alza de 1.5 por ciento, la menor desde septiembre de 2016.

Economistas consultados por Reuters habían previsto que el indicador subiera 0.3 por ciento en el mes y 1.8 por ciento en la comparación interanual.

Sin contar los componentes volátiles de los alimentos y la energía, el IPC aumentó 0.1 por ciento, igual que en febrero. En los 12 meses hasta marzo, el IPC subyacente subió 2 por ciento, el avance más pequeño desde febrero de 2018, tras el alza de 2.1 por ciento a febrero.

La Fed, cuya meta para la inflación es de 2 por ciento, sigue una medición diferente, el índice de precios del gasto en consumo personal subyacente (PCE, por su sigla en inglés), para su política monetaria.

El PCE aumentó 1.8 por ciento interanual en enero, luego de un alza del 2 por ciento en diciembre. Alcanzó el objetivo de inflación del 2 por ciento de la Fed en marzo del año pasado por primera vez desde abril de 2012.

El banco central desechó el mes pasado proyecciones de subir las tasas este año tras elevarlos cuatro veces en 2018.