Economía

FAO avala medida de etiquetado frontal para combatir obesidad en México

Se ha demostrado que el etiquetado frontal sí ha hecho cambiar el patrón de los consumidores a diferencia de los impuestos, de acuerdo con Lina Pohl, representante del organismo para México.

A diferencia del aumento de impuestos a los productos de alto contenido calórico, el etiquetado frontal sí tiene comprobado un impacto en los hábitos de consumo por lo que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), respalda las medidas que están por ser aprobadas en México, dijo Lina Pohl, representante del organismo para México.

"Se ha demostrado que los impuestos no necesariamente han hecho cambiar el patrón de los consumidores, pero también sí se ha demostrado, de algunos años de experiencia en Chile es que el etiquetado frontal sí lo hace, a diferencia del impuesto", dijo.

Enfatizó la importancia que tiene el tema para la salud pública de México y resaltó que habrá que desarrollarse un diálogo con el sector privado.

Pohl destacó la utilidad que representa la información que los productores le puedan transmitir a los consumidores, que sea información de fácil acceso, a la vista del consumidor y que incluya todo tipo de parámetros como porcentajes de consumo para adulto pero también para niño.

"En Chile lo hemos visto y nuestro deber como Naciones Unidas es buscar las opciones, soluciones que ya han sido probadas en otros países y han funcionado de manera que reduzca un problema de gran importancia en este país, particularmente, que es el sobrepeso y obesidad", apuntó en el marco de la presentación en México del reporte "OCDE-FAO Perspectivas Agrícolas 2019-2028", en el Palacio Legislativo.

Como una iniciativa ciudadana a partir de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), llegó al poder legislativo la iniciativa del etiquetado frontal de alimentos. Fue ya aprobado por Comisiones en Diputados.

FAO trabaja con Gobierno de AMLO

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) trabaja ya en diversos programas con la nueva administración del presidente Andrés Manuel López Obrador en proyectos del Fondo Ambiental Mundial, en uno de pesquerías saludables e inclusivas y en un proyecto de transformación de la Agricultura en Oaxaca, Hidalgo y Zacatecas, dijo la recién llegada a México como representante de la FAO.

"Sin duda hay un interés en apoyar las políticas públicas del nuevo gobierno. Naciones Unidas de ninguna manera tiene que ser una evaluadora de políticas públicas, más bien somos una ayuda al país y al Gobierno que México ha decidido maneje sus políticas públicas", señaló la funcionaria a los medios.

Destacó el valor que tiene el reporte Perspectivas Agrícolas 2019-2028 para los hacedores de políticas públicas con base a datos con la evidencia para tomar decisiones.

Aspectos como la seguridad alimentaria, la gran importación de productos agrícolas, el impacto en la contaminación ambiental y el crecimiento de las tasas de obesidad son algunos aspectos que en México se deben tomar en cuenta en el diseño de sus políticas públicas, según identifica el estudio realizado por Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y FAO.