Economía

Este es el costo millonario de no vacunar a todas las personas del mundo contra COVID-19

Las campañas de vacunación han arrancado en diversos países. Sin embargo, aún existe rezago en varias naciones, lo que pone en peligro no solo la salud de la gente, sino las economías.

Implementar una vacuna para detener la propagación de una pandemia mundial no es barato. Se han gastado miles de millones de dólares en el desarrollo de medicamentos y en la implementación de un programa para llevar esos medicamentos a las personas.

Pero en medio de una distribución desigual de las dosis, con los países más pobres a la sombra de los más ricos, se presenta otra preocupación: el costo de no vacunar a todos.

Mis colegas y yo buscamos averiguar cuál podría ser el impacto total para la economía mundial de la distribución desigual de las vacunas.


Para hacerlo, analizamos 35 industrias, como servicios y manufactura, en 65 países y examinamos cómo estaban todas vinculadas económicamente en 2019, antes de la pandemia.

Por ejemplo, el sector de la construcción en Estados Unidos depende del acero importado de Brasil, los fabricantes de automóviles estadounidenses necesitan vidrios y llantas que provienen de países de Asia, etcétera.

Luego, usamos datos sobre infecciones de COVID-19 para cada país para demostrar cómo la crisis del coronavirus ha interrumpido el comercio mundial, frenando los envíos de acero, vidrio y otras exportaciones a otros países.

Cuanto más dependa un sector de personas que trabajan en las proximidades para producir bienes, más interrupciones habrá debido al aumento de las infecciones.


Posteriormente, modelamos cómo las vacunas podrían ayudar a aliviar estos costos económicos, ya que una fuerza laboral sana e inmunológica puede aumentar la producción.

Asumiendo la carga

Nuestros resultados mostraron que si las naciones más ricas están completamente vacunadas a mediados de este año, un objetivo por el que se están esforzando muchos países, pero los países en desarrollo logran inocular solo a la mitad de su población, la pérdida económica mundial ascendería a alrededor de 4 billones de dólares.

Estimamos que el costo económico global de los países en desarrollo que no vacunan a ninguno de sus ciudadanos es de alrededor de 9 billones de dólares.

Se está trabajando para aumentar el alcance de las vacunas en los países en desarrollo, pero, no obstante, es probable que las naciones más pobres sigan rezagadas en el número total de inyecciones.

Cualquiera sea el número de víctimas, Estados Unidos, Canadá, Europa y Japón soportarían casi la mitad de la carga de las continuas interrupciones del comercio mundial, incluso si ellos mismos lograran vacunar a la totalidad de sus propias poblaciones.

Los hallazgos se producen cuando la comunidad mundial busca formas de abordar el desequilibrio en las vacunas nacionales.

Los resultados de nuestro estudio, publicado como documento de trabajo por la Oficina Nacional de Investigación Económica y su homólogo europeo, el Centro de Investigación de Políticas Económicas, se presentaron en una reunión informativa reciente de la Organización Mundial de la Salud.

El momento del informe también coincide con el anuncio del presidente Joe Biden de que Estados Unidos tiene la intención de unirse a COVAX , una iniciativa destinada a vacunar al menos al 20 por ciento de la población de todos los países para fines de este año.

Pero COVAX está actualmente a miles de millones de dólares por debajo de poder alcanzar ese objetivo.

Ninguna economía es una isla

Nuestra investigación subraya que es de interés económico directo de los países ricos garantizar que las naciones pobres también estén completamente vacunadas.

La vacunación generalizada en los países más ricos sin duda ayudará a las empresas nacionales como restaurantes, gimnasios y otros servicios. Pero industrias como la automotriz, la construcción y la venta minorista que dependen de países externos para obtener materiales, piezas y suministros seguirán sufriendo si las vacunas no están disponibles en todo el mundo.

Ninguna economía es una isla: la recuperación económica mundial total solo llegará cuando todas las economías se recuperen de la pandemia.

La nota original la puedes hallar aquí.

Por Sebnem Kalemli-Ozcan , profesora de Economía, Universidad de Maryland.

*The Conversation es una fuente independiente y sin fines de lucro de noticias, análisis y comentarios de expertos académicos.