Economía

Estas son las nuevas medidas de apoyo para los clientes con créditos bancarios

Este paquete de medidas busca otorgar un alivio en la economía de los clientes beneficiarios.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores anunció este miércoles nuevas medidas para reestructurar los créditos de los clientes que así lo soliciten esto por la extensión de la pandemia por el COVID-19.

Las instituciones bancarias podrán reestructurar los créditos de sus clientes disminuyendo, al menos 25 por ciento, el pago que se venía realizando.

Esto implicará que se amplíe el plazo remanente hasta en un 50 por ciento del plazo original, se disminuya la tasa de interés o se hagan quitas de capital.


También se amplía a personas morales la regulación que permite la apertura de cuentas y contratación de créditos sin necesidad de que el cliente vaya a la sucursal.

Asimismo se eliminan los límites establecidos para la contratación de créditos y apertura de cuentas facilitando la apertura de cuentas de identificación simplificada consideradas de bajo riesgo para SOFIPOs y SOCAPs.

Además de estos incentivos, en las Sociedades de Información Crediticia (SIC) tendrán "marcas suaves" para no afectar su historial crediticio.

Actualmente es el Buró de Crédito y Círculo de Crédito dos de las más importantes SIC en el país, las cuales deberán aplicar un tratamiento preferencial a los créditos que sean enviados con reestructuras por parte de las instituciones financieras.

"Es importante que los esfuerzos que se hagan por parte de bancos y deudores para mantenerse al tanto de sus créditos que se vieron reestructurados por la pandemia tengan un tratamiento especial en las sociedades de información crediticia", dijo Juan Pablo Graf, presidente de la CNBV.

Graf explicó que todos los créditos que se reestructuren, y que durante la pandemia se hayan mantenido puntuales en sus pagos ya sea por no haber entrado al programa de diferimiento de pagos o estar al corriente, no tendrán ninguna marca negativa en su historial crediticio.

En el caso de los créditos vigentes, pero que no estén al corriente en sus pagos, tendrán una marca que ya se ha utilizado en otras ocasiones, principalmente durante desastres naturales, al cual se le agregaría la palabra 'COVID', "pero será una marca suave", lo que implica que no se les cierran las puertas a otros financiamientos.

Mientras que aquellos créditos que hoy se encuentren en cartera vencida, pero que se reestructuren, permanecerán en cartera vencida mientras no haya evidencia de pago sostenido, y serán marcados de forma negativa en las SIC.

Con información de Jeanette Leyva

También te puede interesar: