¿Estados Unidos está en recesión por culpa del COVID-19?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Estados Unidos está en recesión por culpa del COVID-19?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Estados Unidos está en recesión por culpa del COVID-19?

bulletPodría parecer una locura hablar de una recesión en Estados Unidos cuando los empleos son abundantes... pero hay varios factores a analizar.

Bloomberg
06/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Vamos a decirlo de una vez: la más larga expansión económica en la historia de Estados Unidos pudo haber terminado, 'asesinada' por el COVID-19.

Podría parecer una locura hablar de una recesión cuando los empleos son abundantes. Hoy en día la Oficina de Estadísticas del Trabajo anunció una disminución de la tasa de desempleo de febrero al 3.5 por ciento, lo que establece un mínimo en 50 años.

Sin embargo, una recesión no sucede cuando las cosas están mal. Pasa cuando los resultados no son tan buenos como lo eran cuando estaban en la cima. A la inversa, una “expansión” comienza cuando la economía toca fondo y comienza una recuperación.

Cuando los historiadores económicos miran hacia atrás, se puede recoger febrero como el pico de la expansión que comenzó en junio de 2009. Eso haría darle una duración de 128 meses, la más larga de los registros reportados por la Oficina Nacional de Investigación Económica desde 1854.

Esta no sería la primera vez que Estados Unidos se encuentra en recesión sin saberlo. En el verano de 2008, los encargados de formular políticas de la Reserva Federal todavía estaban prediciendo un crecimiento económico decente para ese año y el siguiente, aunque una recesión habría comenzado el diciembre anterior, según determinó posteriormente el comité del ciclo económico de la Oficina Nacional de Investigación Económica.

Mucho ha cambiado desde entonces. El 12 de febrero todavía no había ningún caso de CODIV-19 reportado en EU. Al 5 de marzo ya había 99 casos y 10 muertes reportadas a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Además, la fuerte caída del mercado de valores desde enero perjudica el crecimiento al hacer que los hogares se sientan más pobres y las empresas más pesimistas. La posibilidad de una recesión con los precios de las acciones en donde se encontraban esta semana es de alrededor del 75 por ciento, según Will Kinlaw, director general senior y jefe de State Street Associates, con sede en Cambridge, Massachusetts, la unidad de investigación del gigante financiero State Street Corp. Si las acciones abandonan todas sus ganancias en los últimos 12 meses, dice Kinlaw, la probabilidad de una recesión crecerá al 80 por ciento.

Además del mercado de valores, el modelo de pronóstico de State Street Advisers tiene en cuenta la producción industrial, la forma de la curva de rendimiento del Tesoro y los empleos. Se basa en un concepto estadístico llamado la distancia de Mahalanobis, que se desarrolló para comparar cráneos humanos en India.

COVID-19 golpeó una economía que era menos robusta de lo que podría parecer. El empleo en la nómina no agrícola aumentó un 1.4 por ciento en enero respecto al año anterior, lo cual es una cifra aceptable. Pero la producción industrial cayó un 0.8 por ciento en enero respecto al año anterior. Y la curva de rendimiento del Tesoro estuvo peligrosamente cerca de la inversión en enero. La inversión de la curva de rendimiento, en la cual las tasas de interés a largo plazo son más bajas que las de corto plazo, es un fuerte indicador de recesión.

El único indicador fuerte en enero fue el mercado de valores, y ahora, gracias al coronavirus, ese indicador también parpadea en rojo.

Si bien pocos economistas han dicho que la economía ya puede estar en recesión, algunos comienzan a decir que probablemente uno sea inminente. Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics, dice que la posibilidad de una recesión este año es al menos del 50 por ciento.

En los mercados financieros, en contraste, las conversaciones sobre recesión crecen. "Así es como se siente el comienzo de una recesión después de un largo mercado alcista", comentó John McClain, gerente de cartera de Diamond Hill Capital Management, a Bloomberg News.

"Este es el primer día de ver un poco de pánico en el mercado". Besarse está mal visto en la era del coronavirus, pero es posible que desee pensar en despedirse de la expansión económica más larga en la historia de Estados Unidos.