'Estabilidad financiera': la frase (y preocupación) recurrente en las minutas de la Fed
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'Estabilidad financiera': la frase (y preocupación) recurrente en las minutas de la Fed

COMPARTIR

···
menu-trigger

'Estabilidad financiera': la frase (y preocupación) recurrente en las minutas de la Fed

bulletLos miembros de la Reserva Federal temen que la recuperación económica de EU no se dé tan rápido como se espera.

Bloomberg / Christopher Condon Y Rich Miller
20/05/2020
Actualización 20/05/2020 - 17:39
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La Reserva Federal vio la pandemia del nuevo coronavirus como una grave amenaza para la economía cuando se reunieron en abril y también mostraron su preocupación por los riesgos para la estabilidad financiera.

Los funcionarios acordaron que "los efectos económicos de la pandemia crearon una cantidad extraordinaria de incertidumbre y riesgos considerables para la actividad económica en el mediano plazo", según las actas publicadas este miércoles de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto del 28 y 29 de abril.

“Varios participantes comentaron sobre los riesgos potenciales para la estabilidad financiera. A los participantes les preocupaba que los bancos pudieran verse sometidos a un mayor estrés", mencionó el documento.

Los funcionarios de la Fed dejaron las tasas de interés cerca de cero cuando se reunieron a finales de abril. En su declaración posterior a la reunión, dijeron que la actual crisis de salud pública planteaba "riesgos considerables para las perspectivas económicas a mediano plazo", minimizando la noción de que EU podría esperar una recuperación rápida.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, también sucedió esa reunión con una 'sombría' conferencia de prensa. Advirtió que la pandemia del COVID-19 podría dejar cicatrices permanentes en la economía estadounidense a menos que los responsables políticos de todas las tendencias hicieran más para limitar el daño.

Las minutas refuerzan esa sombría evaluación. El comité escuchó una presentación del personal que proyectaba, en el mejor de los casos, una recuperación débil que comenzaría en la segunda mitad de este año, al tiempo que reconocía el riesgo de un resultado más decepcionante.

Los encargados de formular políticas económicas dedicaron un tiempo considerable a discutir múltiples escenarios. Como caso base, reconocieron que el gasto del consumidor en los sectores más afectados de la economía "probablemente no volvería rápidamente a niveles más normales".

También expresaron su preocupación de que una gran cantidad de pequeñas empresas pueden fracasar o no ser capaces de adaptarse con éxito a los nuevos modelos de negocios, incluso si llegan a sobrevivir los cierres forzados.

A partir de ahí, la discusión de escenarios potenciales se volvió más oscura.

"Varios participantes juzgaron que había una probabilidad sustancial de olas adicionales de brote del COVID-19 en el corto o mediano plazo", de acuerdo con las minutas. "En tales escenarios, se cree que probablemente habrá más perturbaciones económicas".

Varios participantes también advirtieron sobre la posibilidad de que la insolvencia de empresas y familias aumente hasta el punto de amenazar la estabilidad financiera.

"Las próximas pruebas de estrés financiero para los bancos se consideraron importantes para medir la capacidad de los grandes bancos para resistir futuros escenarios negativos", indica el acta de la reunión. "Varios participantes enfatizaron que los reguladores deberían alentar a los bancos a prepararse para posibles escenarios a la baja limitando aún más los pagos a los accionistas, preservando así el capital que absorbe las pérdidas".

El comité acordó que la Fed deberá continuar sus compras de bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas, así como operaciones de repos a largo plazo y a largo plazo a gran escala, para respaldar el buen funcionamiento del mercado.

Más de 36 millones de estadounidenses han perdido sus empleos debido a que el COVID-19 obligó a miles de empresas a cerrar sus puertas en todo el país. La actividad económica se desplomó 4.8 por ciento anualizado en el primer trimestre. Los economistas han estimado que colapsará 34 por ciento en el segundo trimestre.

La Fed se ha apresurado a preparar una serie de programas de préstamos de emergencia desde mediados de marzo, primero para sofocar un pánico de ventas que se apoderó de los mercados monetarios a corto plazo, y luego para movilizar crédito para hogares y empresas estadounidenses en dificultades, así como gobiernos estatales y locales.

Ha lanzado cinco programas hasta ahora. Se espera que cuatro más, incluido un programa de préstamos de 600 mil millones de dólares, comiencen a funcionar a finales de este mes.

La reunión del 28 al 29 de abril se llevó a cabo por videoconferencia. Fue la primera sesión programada regularmente para el panel desde enero. La reunión prevista para el 17 y 18 de marzo se canceló después de que el comité sostuviera dos sesiones de emergencia los días 3 y 15 de marzo en las que la Fed redujo el rango objetivo para la tasa de interés de referencia de la Fed en un total de 1.5 puntos porcentuales. El rango permanece de cero a 0.25 por ciento.