Economía

En últimas conversaciones con EU se discutió compra de productos agrícolas, dice China

El Ministerio de Comercio chino dijo que las dos partes sostuvieron 'intercambios sinceros, altamente eficientes, constructivos y profundos'.

Los negociadores comerciales de Beijing y Washington discutieron la compra de productos agrícolas estadounidenses durante las conversaciones comerciales de esta semana y se reunirán nuevamente en Estados Unidos en septiembre, dijo este miércoles el Ministerio de Comercio chino.

El ministerio dijo que las dos partes sostuvieron "intercambios sinceros, altamente eficientes, constructivos y profundos" sobre los principales temas de interés mutuo en dos días de conversaciones en Shanghái.

Negociadores de Estados Unidos y China se reunieron este miércoles una nueva ronda de conversaciones para acabar con su guerra arancelaria. La reunión terminó unos 40 minutos antes de lo previsto.

Donald Trump sacudió los mercados financieros en la víspera al acusar a Beijing de forzar el estancamiento con la esperanza de que no salga reelegido en 2020.

La disputa, que nació de la denuncia de Estados Unidos de que China roba o presiona a las empresas para que entreguen su tecnología, afectó a los exportadores en los dos países y alteró el comercio de todo tipo de bienes, desde soya a equipos médicos.

Trump elevó los aranceles a importaciones chinas valoradas en 250 mil millones de dólares, mientras que Beijing respondió gravando productos estadounidenses por valor de 110 mil millones de dólares.

El liderazgo chino se resiste a la presión de Washington para abandonar sus planes de crear industrias líderes en robótica, inteligencia artificial y otras tecnologías, patrocinadas por el Estado.

Estados Unidos se queja de que estos esfuerzos se basan en la presión o el robo a empresas extranjeras para que compartan su tecnología.

Por otra parte, los negociadores estadounidenses son reacios a ceder a la petición china de levantar de inmediato los aranceles. Trump quiere mantener algunos de los gravámenes para asegurar que Beijing cumple con los acuerdos.

La retórica de los dos bandos se ha endurecido, lo que generó la idea de que los líderes se están preparando para una "guerra de desgaste".

Con información de AP