En la Fed hay debate sobre cuándo detener la flexibilización, muestran las minutas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

En la Fed hay debate sobre cuándo detener la flexibilización, muestran las minutas

COMPARTIR

···

En la Fed hay debate sobre cuándo detener la flexibilización, muestran las minutas

Varios miembros de la Reserva Federal discuten para que el Comité Federal de Mercado Abierto proporcione más claridad sobre cuándo podría terminar la recalibración de tasas en respuesta a la incertidumbre comercial.

Bloomberg /christopher condon
09/10/2019
Actualización 09/10/2019 - 15:12
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los funcionarios de la Reserva Federal (Fed) comenzaron a discutir hasta dónde deberían extender su actual campaña de reducción de tasas de interés, incluso cuando acordaron bajar las tasas en respuesta a los crecientes riesgos para la economía estadounidenses.

"Los participantes en general consideraron que los riesgos a la baja para las perspectivas económicas había aumentado algo desde su reunión de julio, de forma particular aquellos derivados de la incertidumbre y las condiciones de la política comercial”, señalaron las minutas del 17 y 18 de septiembre de la Reunión del Comité Federal de Mercado Abierto, publicadas este miércoles.

Al discutir la política más allá de la sesión de septiembre, varios funcionarios presionaron para que la declaración del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) señalara los límites de la flexibilicación que el presidente Jerome Powell refirió en julio como un "ajuste de mitad de ciclo".

"Varios participantes sugirieron que la declaración posterior a la reunión debería proporcionar más claridad sobre cuándo podría terminar la recalibración de tasas en respuesta a la incertidumbre comercial, menciona la minuta.

Las minutas también mostraron que "unos pocos participantes" se sentían incómodos con la brecha entre las expectativas del mercado sobre una mayor relajación y sus propias proyecciones para el apropiado camino de la política monetaria.

El FOMC bajó las tasas en un cuarto de punto porcentual por segunda vez este año en la reunión de septiembre. Powell describió la medida como un seguro contra riesgos que amenazan las perspectivas económicas.

Las proyecciones sobre el futuro de las tasas, también publicadas después de esa reunión, mostraron que los miembros de la junta estaban divididos. Cinco pensaron que era un error reducir las tasas, cinco estuvieron de acuerdo con la reducción y pensaron que sería suficiente este año, y siete favorecieron otra disminución para diciembre.

Los minutas nuevamente reflejaron preocupación por la desaceleración del crecimiento global y la incertidumbre creadas por las disputas comerciales del presidente Donald Trump.

Los participantes mostraron una mayor preocupación por tales riesgos, así como por las amenazas geopolíticas, al considerar que esa incertidumbre continuará afectando el gasto de inversión empresarial.

"Varios participantes mencionaron que la incertidumbres en las perspectivas comerciales y la inversión débil sostenida podrían eventualmente conducir a una contratación más lenta, que, a su vez, podría frenar el crecimiento de ingresos y el consumo ", decía el registro de la reunión.

Los funcionarios acordaron que el gasto del consumidor estaba aumentando a un ritmo fuerte y el gasto familiar probablemente se mantendría, mientras que varios dijeron que el sector de la vivienda comenzaba a recuperarse a medida que las tasas hipotecarias cayeron.

No obstante, varios también notaron que los modelos estadísticos diseñados para medir la probabilidad de una recesión en el mediano plazo había aumentado notablemente en los últimos meses.

Los datos económicos publicados tras la reunión han sido más suaves. Los informes manufactureros, servicios y nóminas fueron más débil de lo esperado, aunque los datos de la nómina privada todavía fueron suficientes para empujar la tasa de desempleo de Estados Unidos a un mínimo de medio siglo de 3.5 por ciento.

Powell se mostró sin compromiso el martes sobre la necesidad de otro corte en octubre y describió la perspectiva económica como "favorable" pero amenazado por los riesgos relacionados con el comercio y la descaeleración del crecimiento global .

"La próxima reunión del FOMC está a varias semanas de distancia, y lo que haremos es vigilar cuidadosamente la información entrante", dijo en Denver. "Actuaremos según corresponda para apoyar el crecimiento continuo, un mercado laboral fuerte, y la inflación volviendo a nuestro objetivo simétrico de 2 por ciento".

El FOMC también discutió la reciente agitación en los mercados monetarios durante las operaciones overnight, donde una repentina escasez de prestamistas provocó un aumento de las tasas y empujó brevemente la tasa de referencia de los fondos federales por encima del rango objetivo de la Fed.

La tensión sobre las tasas de un día obligó a la Fed a intervenir temporalmente, con inyecciones de liquidez por primera vez en una década para reducir las tasas. El comité discutió una versión más permanente de ese programa.

"Varios participantes sugirieron que tal discusión podría beneficiarse al considerar también los méritos de introducir un acuerdo de recompra permanente como parte del marco para implementar la política monetaria”, señaló el documento.

Los críticos vincularon la agitación con la reducción del tamaño del balance de la Reserva Federal, que dejaron el sistema con reservas bancarias insuficientes para amortiguar el mercado de períodos de mayor demanda de efectivo o menor oferta.

Powell dijo el martes que el Banco Central reanudará el crecimiento de su balance a través de compras de nuevos activos, probablemente bonos del tesoro, para asegurar una cantidad suficiente de reservas. También destacó que la medida era resolver "problemas técnicos" y no debería confundirse con la compra de bonos a gran escala de la era de la crisis, también llamada flexibilización cuantitativa, diseñada para estimular la economía.