Economía

El ‘reloj de arena’ de la guerra de los aranceles en la OMC

Las peticiones para que el organismo sancione a EU por los gravámenes al acero y aluminio tendrán que esperar hasta noviembre.

Las solicitudes para que la Organización Mundial de Comercio (OMC) atienda disputas relacionadas con la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio se retrasaron por motivos de procedimiento, aplazando cualquier medida hasta noviembre.

En una avalancha de solicitudes recibidas este mes, los miembros de la OMC incluidos la Unión Europea, China y EU, intensificaron las disputas sobre los nuevos impuestos estadounidenses sobre los metales, justificados por razones de seguridad nacional, y la respuesta europea a esos impuestos.

Cada miembro puede bloquear una convocatoria inicial para un panel de disputas, pero no puede hacerlo dos veces, por lo que las solicitudes pueden ser admitidas en la próxima reunión de noviembre.

La medida prepara el camino para un enfrentamiento en la OMC que algunos temen pueda conducir a una salida de EU o a una avalancha de nuevas medidas proteccionistas que invoquen lo que hasta ahora ha sido un resquicio de seguridad nacional poco utilizado en las normas de comercio mundial.

En tanto, EU discrepa en que invocar motivos de seguridad nacional para sus aranceles pueda perjudicar el sistema de comercio internacional, como han declarado muchos miembros.

"Lo que amenaza al sistema de comercio internacional es que China está intentando utilizar el sistema de solución de diferencias de la OMC para evitar que cualquier miembro tome medidas para abordar sus políticas injustas y que distorsionan el comercio",escribió ayer el vicerepresentante de Comercio estadounidense, Dennis Shea.